Ser padre es una tarea que ha evolucionado ¡Feliz día, papá!

El Día del Padre se celebra cada tercer domingo de junio desde 1966, pero conforme ha pasado el tiempo y cambiado el rol social de la mujer, la madre, ser padre es diferente. No es tarea fácil. Es un lugar común la afirmación de que los niños no vienen con manual de instrucciones. Pero, es cierto. La paternidad ya no solo es autoridad, ahora es también afecto y cercanía, aún para los padres migrantes

852

El Día del Padre se celebra cada tercer domingo de junio desde 1966. El objetivo siempre ha sido el mismo: homenajear al hombre que ha sido soporte, guía y protección en cada familia. Ser padre es una tarea que ha evolucionado conforme ha pasado el tiempo y cambiado el rol social de la mujer, la madre.

Incluso hoy, en medio de la crisis económica que enfrenta Venezuela y su consecuente éxodo, ser padre es diferente. La paternidad migrante exige cumplir las responsabilidades con los hijos, pero a distancia. Se está presente, pese a la ausencia física. Facebook, Whatsapp, Skype y cualquiera otra aplicación son utilizadas para ejercer el rol, mantener la relación y estrechar lazos.


LEE TAMBIÉN: 

ACNUR ENVÍA EQUIPOS EXTRAS PARA APOYAR A PERÚ ANTE LLEGADA RÉCORD DE VENEZOLANOS

Según datos del Informe de Movilidad Humana Venezolana 2018, los hombres que han migrado son, en su mayoría, adultos jóvenes con diferente estado civil, que han viajado solos y, muchos de ellos, con hijos en el país. La principal motivación es tener un mejor futuro y brindar mayor ayuda y oportunidades a sus familias.

Ser padre es una tarea que se cumple, si se asumede manera incondicional, sin importar el tiempo ni el lugar, el huso horario, los límites fronterizos o el proveedor de telefonía móvil e Internet. Y… ¿Qué significa ser papá?

Chris Gardner, Will Smith en la película “En busca de la felicidad”, lucha para ofrecer a su hijo una vida mejor. Foto: Referencial

Padre, héroe, autoridad

Con seguridad, existe en el ideario colectivo una noción clara de lo que es ser padre. Un buen padre. Hay casos de padres maravillosos, abnegados, amorosos y sacrificados en el cine. Es inolvidable el actor estadounidense Will Smith en este rol en la película En busca de la felicidad. Más extremo es Denzel Washington en Jhon Q, ni hablar de Mufasa en El Rey León. Y es notable el italiano Roberto Begnini en La vida es bella. Hombres que dan y están dispuestos a todo, incluso a morir, por la vida y el bienestar de sus hijos.

También hay ejemplos de padres de la vida real que han saltado a los medios por su notoriedad. Samuel Forrest, un neozelandés casado en Armenia, quien decidió criar a su bebé con Síndrome de Down ante el rechazo de la madre, de quien se divorció posteriormente. Se cuenta a Mike Wilson, de quien en 2014 se grabó un video que se hizo viral. Su hijo Jayden de 5 años sufría de cáncer terminal y Mike se vistió de Spiderman para el niño. Saltó desde el techo de su casa hasta la puerta para saludarlo. Casos excepcionales.

Día del Padre
Mufasa, padre de Simba, lucha para defender a su hijo de las hienas. Lo que más tarde le costó la vida. Foto: Cortesía Disneylatino

Más cerca, tras la puerta de al lado o del frente, en la calle, en transporte público, en el metro, en la cola por la gasolina, en un puesto en el mercado, en la oficina, en la universidad, comprando un pasaje para emigrar, en el día a día, en el anonimato, existe un Forrest, un Wilson, un Begnini, un Mufasa, que cada día amanece y se acuesta dispuesto a cumplir esta tarea. Y bien sea, en la cotidianidad o en la excepcionalidad que se ejerza merece ser homenajeada, sin duda.

Un día para agradecer

La celebración del Día del Padre cada tercer domingo de junio nació en Estados Unidos, y desde su proclamación por el presidente Lyndon Johnson en 1966 fue adoptada por más de 70 países en el mundo. Hay naciones que han instituido para este día otra fechas, como el día de San José, 19 de marzo, en países de Europa o el 23 de febrero en Rusia.

La iniciativa le perteneció a Sonora Smart Dodd, quien quería agradecer a su padre, Jackson Smart, el haber criado solo a seis hijos, luego de la muerte de la madre durante el alumbramiento del sexto crío. Sonora testimoniaba una crianza llena de amor y cuidados por parte de su progenitor, por lo que durante la misa por el día de la madre en 1909, propuso esta celebración. La idea tuvo acogida, incluso fue apoyada por el presidente Calvin Coolidge (1923-1929), pero solo se instituyó hasta 1966.

Padres, abuelos están presentes a través de internet, la tecnología y sus aplicaciones. Foto: Cortesía @Cesaremiliot

Y es que ser padres no es tarea fácil. Es un lugar común la afirmación de que “los niños no vienen con manual de instrucciones”. Pero, es cierto. Los padres, madre y padre, se hacen en el ejercicio. Es un aprendizaje de ensayo y error, empírico, de todos los días. Hay abuelos, hay especialistas, hay estudios y orientaciones, pero cada caso es particular.

Los expertos coinciden en que ser padres es asumir la responsabilidad de dar amor, formar, criar, cuidar, atender, educar, inculcar valores, brindar herramientas a estas pequeñas personas que se llaman hijos, en una preparación para la vida. Los hijos crecen con los padres, pero no les pertenecen. Se forman para irse, desprenderse y ser independientes. Se les ama y se les respeta. En este sentido, el padre es fuente y ejemplo de seguridad, confianza, valor, autoestima.

Día del Padre
Los padres se involucran cada vez más en la crianza de los hijos, desde el afecto. Foto: Referencial

“Tus hijos no son tus hijos
Son hijos e hijas de la vida deseosa de sí misma”

Khalil Gibran

Un padre es alguien que deja huella, que abre puertas, que señala el camino, que guía con amor y seguridad. Es un título tan importante que a quienes han marcado pauta en el mundo les han llamado padres. Hay padres en las ciencias, Antoine Lavoisier, Charles Darwin, Gregor Mendel; está el padre de la historia, Heródoto, el padre de la medicina, Hipócrates.

De jefe a miembro del equipo

En este ser padres, antiguamente, el padre era el jefe del hogar. El encargado de proveer, de la disciplina, del carácter, la figura de autoridad. Mientras, la madre se quedaba en casa y se ocupaba de la atención, la educación y el cuidado de los hijos. El plano afectivo de la crianza era potestad de la madre.

Sin embargo, cuando la mujer entra en el mercado profesional y laboral, el hombre debe involucrarse más en las tareas que estaban circunscritas al rol de la madre en la formación y cuido de los niños. Ahora, se comparten las responsabilidades en el hogar y hay un mayor acercamiento afectivo en las relaciones padre -hijos.

Día del Padre
Mike Wilson se vistió de hombre araña para su hijo de cinco años, que sufría cáncer terminal. Foto: Captura de video

El padre entra a formar parte del equipo y es proveedor, disciplina, autoridad, límites y carácter, satisface las necesidades básicas; también es afecto y cercanía. Ahora, cambia pañales, da teteros y se trasnocha en la edad temprana. Prepara desayunos, lleva a los niños a la escuela, ayuda en las tareas, se involucra con las actividades de la comunidad estudiantil, conversa, comparte intereses comunes con sus hijos, cuida, atiende, orienta, aconseja, juega y muestra su amor.

En algunos casos, es padre y madre también, ya sea por separación, abandono, divorcio o viudez. Y en medio de familias matricentristas, cada día se ven más padres, más hombres que deciden criar a sus hijos y estar presentes en sus vidas desde el afecto.

No hay receta, pero sí consejos

¿Cómo ser un buen padre? No hay una fórmula mágica, así como los niños no traen manual. Sin embargo, los especialistas apuntan unas cuantas recomendaciones para el ejercicio de la paternidad con buenos resultados.

Mostrar afecto está entre lo más importantes. Los hijos necesitan saberse amados y aceptados. Así aprenden a valorarse y construyen su autoestima. Además, está el dedicarles tiempo de calidad. Tener tiempo para compartir, estar juntos, crear momentos y recuerdos es decirles cuánto importan y cuánto los aman.

Muchos de los hombres que han dejado el país han dejado tras de sí a sus hijos. Hoy recibirán una felicitación, un abrazo, un beso a través de internet. Foto: @NoticiasONU/ Archivo

La comunicación con los hijos es otro factor destacable. Hablar, conversar se traduce en conocerlos más. Escucharlos es invitarlos a confiar y expresar sus sueños, temores, por lo que la respuesta deber ser asertiva. Incluso al momento de disciplinarlos o imponer límites, las reglas deben expresarse con paciencia y claridad, además de ser justas. Y nada como predicar con el ejemplo. La voz del comportamiento de su padre, su accionar es inequívoco. Los hijos desde niños aprenden por imitación, por lo que debe procurarse coherencia entre lo que se les pide y lo que se hace.

¡Feliz día, papá!

Si te encuentras hoy cumpliendo este rol, como padre o abuelo, incluso si eres una madre que ejerce de padre, El Pitazo te desea éxitos en esta tarea de formar hombres y mujeres de bien, de provecho para la sociedad y el mundo, seres con mucha luz, creadores de amor, conciencia, verdad y libertad.

Si eres de los que hoy recibirás una felicitación digital, un abrazo y un beso a distancia, un mensaje de afecto a kilómetros de distancia de la fuente de tu amor, recuerda que nunca será fácil, pero por los hijos siempre será satisfactorio.

Y para quienes dejaron este plano, después de entregarse y dar amor, hoy es tuyo el recuerdo y la oración.

Para ustedes, con amor, !Feliz día, papá!

Imagen: Cortesía Pinterest

DÉJANOS TU COMENTARIO