En dos días hubo 30 casos de violaciones a la libertad de prensa

El Sntp e Ipys hacen un balance de los casos de agresión en contra de periodistas y medios de comunicación. De acuerdo con el reporte que dieron las dos instituciones, hubo al menos 30 violaciones a la libertad de prensa entre el 30 de abril y el 1 de mayo

444
Máscara del reportero Gregory Jaimes durante la cobertura periodística del 1 de mayo | Foto: cortesía

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (Sntp) ha registrado al menos ocho agresiones en contra de periodistas y medios de comunicación durante las manifestaciones convocadas para el 1 de mayo en todo el país.

A las doce del mediodía, el Sntp denunció el robo de transmisores, el receptor y enlaces de la emisora Éxitos 100.9, en Mérida, lo cual dejó fuera del aire la señal del medio de comunicación.

Ruth Lara Castillo, periodista de El Pitazo, secretaria del Colegio Nacional de Periodistas (CNP) de Carabobo y delegada del Sntp por el mismo estado, fue agredida por un funcionario de la Policía de Carabobo durante la represión de una manifestación en la adyacencias de San Blas, en Valencia.

El policía insultó al resto de los periodistas presentes al llamarlos “ratas”. También los señaló de “ser los primeros que quieren muertos” en el país y aseguró que los periodistas “deben ir presos“.

En Vargas, la periodista de Analítica Marighzell Lucena y el reportero gráfico Nelvis Galindo, del diario La Verdad, fueron amenazados por un funcionario de Seguridad Ciudadana por tomar fotos y grabar una protesta en el estado. Los periodistas denuncian que el funcionario amenazó con decomisar y destruir sus equipos.


LEE TAMBIÉN: 


PERIODISTA GREGORY JAIMES ES HERIDO POR PERDIGÓN EN LA CARA

En Caracas, al reportero gráfico Jhon F.Q. le dispararon a quemarropa en el distribuidor Altamira de la autopista Francisco Fajardo, cuando la Guardia Nacional reprimió y arremetió contra de los periodistas presentes. En el lugar fue herido Rubén Brito, asistente de cámara de VPITV, con un impacto de perdigón en el brazo.

El reportero gráfico Juan Carlos Neira fue herido durante la corbertura periodística en el distribuidor Altamira, al igual que Gregory Jaimes, de VPI TV, quien recibió dos impactos de proyectil, en la cara y en el brazo, y tiene una contusión en su mano derecha.

La represión en Altamira también afectó a Javier Ramírez, reportero gráfico que fue herido con tres impactos de perdigón. Mientras, en Lara un funcionario de la Guardia Nacional disparó una bomba lacrimógena contra Artemio Sequera, fotógrafo del diario La Prensa de la entidad.

Represión y ataques cibernéticos

El Instituto Prensa y Sociedad (Ipys) ha registrado desde la madrugada del martes 30 de abril 19 ataques a la libertad de expresión y a los derechos digitales.

En esta oportunidad, las violaciones ocurrieron como consecuencia del alzamiento militar anunciado por Juan Guaidó como parte de la llamada Operación Libertad.

Durante el martes, Ipys y el Observatorio Abierto de Interferencia de Internet denunciaron bloqueos digitales y dificultades para acceder a Twitter, Instagram, Facebook, Periscope, YouTube y algunos servicios de Google.

En el interior del país, la libertad de expresión y el acceso a Internet se ven directamente afectados por el programa de racionamiento de cargas. En Táchira, según explica la corresponsal de El Pitazo Mariana Duque, los cortes eléctricos de aproximadamente 12 horas no se realizan en el horario anunciado. El servicio de Internet ABA Cantv permanece caído y la señal telefónica de operadoras como Digitel y Movistar es inestable.

También se conoció una orden expresa de Conatel para sancionar a la emisora Radio Caracas Radio. El ente regulador de telecomunicaciónes se excusó y argumentó el vencimiento de la concesión. Obligó a la emisora a suspender su transmisión de manera inmediata, después de 89 años al aire de forma ininterrumpida.

A su vez, la compañía de televisión por cable DirecTV eliminó de su parrilla de programación el canal de las agencias CNN Internacional y BBC durante la cobertura de las manifestaciones convocadas el martes 30 de abril.

También hubo ataques directos a los periodistas. Por ejemplo, Liz Gascón, corresponsal de El Pitazo en Lara, afirma que una funcionaria de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) le disparó a corta distancia al reportero gráfico Julio Colmenárez, del diario El Informador, cuando daba cobertura a la represión en la avenida Libertador con calle 54 de Barquisimeto. “Aquí no queremos a los medios”, dijo la funcionaria.

Colmenárez resultó herido en sus dos brazos y el cuello.Cinco perdigones siguen alojados en su cuerpo y tiene una fractura en la mano izquierda por los impactos. Le inmovilizaron ambas manos.

Gascón también reporta que a la corresponsal de VPITV en el estado Lara Andreína Ramos le lanzaron una bomba lacrimógena cuando hacía un pase en vivo en el parque Cardenalito de Barquisimeto, el 30 de abril. La noche del martes también lanzaron una piedra contra el canal de televisión Promar TV,un hecho que no ha sido esclarecido.

DÉJANOS TU COMENTARIO