Salud del cardenal Jorge Urosa Savino es delicada pero estable

El arzobispo emérito de Caracas se vacunó con la primera dosis de la vacuna rusa Sputnik V. La Arquidiócesis de Caracas pide a población unirse en oración por el cardenal, que permanece hospitalizado en una clínica de la ciudad

362
El cardenal está siendo monitoreado constantemente por un equipo de médicos | Foto: CEV

Caracas.- La Arquidiócesis de Caracas asegura que el cardenal y arzobispo emérito de la capital, Jorge Urosa Savino, está delicado de salud, pero se mantiene estable en una clínica de la ciudad. El Pitazo consultó a una fuente cercana a la familia y aseguraron que no ha fallecido.

Hasta este lunes, 30 de agosto, el cardenal permanece recluido en la Unidad de Cuidados Intensivos de una clínica de Caracas por haberse contagiado de COVID-19. Las autoridades eclesiásticas aseguran que la condición de Urosa Savino es delicada pero estable. Subrayan en un comunicado que un equipo médico está observando su evolución.

«Invitamos a la comunidad arquidiocesana y a toda la población a unirnos en oración, por intercesión de María Santísima de Coromoto y del Beato Dr. José Gregorio Hernández, pidiendo por la pronta y completa recuperación de nuestro arzobispo emérito y de todos las personas aquejadas por esta pandemia», agrega en la misiva el monseñor Ricardo Barreto, obispo auxiliar de Caracas.

Por su parte, el vicario general de la Arquidiócesis de Caracas, padre Carlos Márquez, resaltó en una entrevista con la periodista Shirley Varnagy que el cardenal se aplicó la primera dosis de la vacuna rusa Sputnik V contra el COVID-19. Según el sacerdote, esto ha hecho que la enfermedad no cause tantos daños en el organismo de Urosa Savino.

El vicario general agregó que el arzobispo emérito no se reunía con personas sin usar mascarilla y acatar las medidas de bioseguridad, pues afirma que en la Arquidiócesis hay un protocolo muy estricto.

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) informó el viernes 27 de agosto, en un mensaje publicado en su cuenta oficial de Twitter, que el cardenal había sido hospitalizado por causa del COVID-19. En ese momento también resaltó que su condición era estable.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.