21.5 C
Caracas
jueves, 19 mayo, 2022

Robar gasolina de los vehículos, nueva modalidad delictiva en Valles del Tuy

Un conductor asegura que le sacaron la gasolina de su carro en el estacionamiento del urbanismo donde reside, a pocas horas de haberlo surtido

-

Los dos días que Carlos Aparicio demoró en cola en la estación de servicios Tomuso de Santa Teresa del Tuy solo le valieron desvelo y trajín, pues los 20 litros de gasolina que le echó al tanque de su carro se los robaron en las afueras de su residencia para dejar al descubierto una nueva modalidad delictiva que toma cuerpo en los Valles del Tuy.

Carlos vive entre la parroquia Cartanal del municipio Independencia y El Alto de Soapire en Santa Lucía. Se trata de una zona limítrofe del estado Miranda donde no hay precisión a cual de los dos poblados pertenece. Esta situación ha ocasionado que la presencia policial sea escasa y sus vecinos se sientan desprotegidos.

El 28 de abril, Carlos acordó con tres amigos hacer la cola en la gasolinera de Tomuso en Santa Teresa desde la madrugada. Estar en grupo les permitía conversar para hacer menos traumática la espera, que se pronlogó hasta el día siguiente, a pesar de estar a menos de doce carros del surtidor al cierre de la primera jornada.

Antes de que amaneciera, el 29 de abril, los tres amigos ya estaban de nuevo en la gasolinera. Ese día equiparon sus vehículos, al final de la tarde, luego de presenciar peleas entre civiles y militares, soportar calor, pasar hambre y ver los rostros de desesperación de decenas de venezolanos frustrados que nunca lograron abastecer sus vehículos.

LEE TAMBIÉN

BLOOMBERG: VENEZUELA CASI SIN GASOLINA, TENIENDO LA MAYOR RESERVA PETROLERA DEL MUNDO

Carlos sintió que había resuelto su problema de movilización por al menos un mes. Comprar comida y los remedios de su madre, quien es diabética e hipertensa, lo obliga a ir de comercio en comercio para buscar precios económicos y rendir el dinero.

Sin embargo, esa alegría se desvaneció el 30 de abril, cuando encendió su carro para a ir hasta Charallave y, al rodar apenas tres kilómetros, ya para empalmar con la carretera La Raisa, observó que se prendió la luz de la gasolina como señal de que el nivel de combustible era bajo.

La tapa del tanque de gasolina de su carro abierta le dio luz a Carlos Aparicio de lo ocurrido: En horas de la noche-madrugada le habían robado la gasolina de su carro en el estacionamiento del urbanismo donde reside.

LEE TAMBIÉN

WILMER RUPERTI FINANCIÓ A CHÁVEZ Y AYUDA A MADURO CON GASOLINA

»El hampa se va reinventando para hacer de las suyas. En un tiempo fueron los cauchos, luego las baterías; ahora es la gasolina que se está revendiendo en el mercado negro entre 1 y 2 dólares el litro», señaló Aparicio a El Pitazo, el 4 de mayo, cuando nuevamente se disponía a hacer la cola para echar gasolina, pero esta vez en la antigua BP, ubicada en la redoma La Silsa de Charallave.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a