23.1 C
Caracas
domingo, 9 mayo, 2021

Represión no intimida a residentes de los barrios que respaldaron a Guaidó

-

Caracas.- Las zonas populares del este y el oeste de Caracas dijeron presente este sábado 2 de febrero en la convocatoria popular hecha por el presidente encargado Juan Guaidó y la Asamblea Nacional.  

Desde diversas barriadas de los municipios Sucre y Libertador, las personas se congregaron desde tempranas horas y se concentraron en los puntos más cercanos establecidos para rechazar a Nicolás Maduro.  

Leidy Abreu, vecina de La Bombilla, contó que los ciudadanos salieron pese a la represión que se registró en Petare después de la marcha del 23 de enero. «La gente ya está cansada; el único miedo que tenemos es a morirnos de hambre», dijo.  

Lee también:
Usuarios del Metro pidieron salida de Maduro en los andenes

Desde José Félix Ribas salieron en caravana de motos con gritos, gorras y banderas. «No tenemos miedo», gritaban los ciudadanos que iban a bordo de los vehículos.  
 
Carlos Luis Carvajal, habitante de Las Adjuntas de la parroquia Macarao, salió a marchar junto a su esposa e hijo adolescente; recalcó que la mejor expresión que demuestra que el país no está bien es marchar para exigirle a Maduro que deje a Venezuela libre.

Vivir en el suroeste caraqueño no les impidió presentarse en Las Mercedes; se vieron primero con unos vecinos de Caricuao en la estación de metro Chacaíto. La emoción no la podían esconder; repetían que ahora sí sienten que el régimen se va, porque se encuentra atrapado. 
 
«Vivimos el casco de Macarao, allí están los vecinos que más marchan. La pasada marcha llegamos caminando a El Paraíso, a pesar de que nos lanzaron lacrimógenas. También nos pasa que en  Macarao y Caricuao salen cada cierto tiempo la Fuerza de Actividades Especiales de la Policía Nacional (Faes) y los colectivos; aún así asistimos en familia, en grupos, nos alistamos bien temprano y ya a la ocho de la mañana estábamos en el metro Chacaíto; la verdad es que nos gusta marchar, la energía es única, renueva», comentó Carvajal a El Pitazo en la Calle

El miedo siempre allí

Katy Wagner, junto a su vecina, comentó que desde las 7 am salió de su comunidad, La Padrera, en la parroquia La Vega. Al consultarle si la parroquia ha sido amedrentada por cuerpos represivos del Estado y colectivos, respondió que lo irónico es que solo pasan por su barrio cuando sienten que comienzan a perder el poder, cuando tocan las cacerolas.

«Ahora es que entiende este Gobierno tirano, «usurpador«, que las comunidades, la gente, lo que ellos llaman el pueblo, es el que tiene la última palabra, que vale, y mucho más cuando salimos a la calle. Claro que nos da miedo, siempre se va sentir miedo porque somos humanos, pero por eso no podemos dejar de marchar, de expresarnos, de hacer por Venezuela», dijo.

Marchar tranquilos

Hidalgo Zorrilla, habitante del barrio El Carmen de la parroquia Antímano, dijo que los vecinos que siempre acostumbran a marchar salen callados sin hacer tanta bulla.

- Advertisement -

«El fanatismo de los afectos al Gobierno ha cambiado; para salir a marchar ya piden bonos, comida, beneficios; los que somos opositores salimos sin tanta prosopopeya. Son pocas las veces que no he ido a marchar; creo que hoy más que nunca necesitamos expresarnos para que el mundo sepa lo mal que la estamos pasando, nuestra la realidad social bajo esta dictadura», expresó. 

Con información de Griselda Acosta

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado