¿Qué pasa con la electricidad en Caracas?

Especialistas aseguran que la estabilidad del servicio eléctrico se apaga con el deterioro y las limitaciones que tiene el sistema de transmisión y distribución de la energía en el Distrito Capital, cuya demanda depende en 65 % de la generación que se produce en Guri

1715
La generación térmica del Distrito Capital está en 14 por ciento de su capacidad instalada. Foto: Archivo

Caracas.- Los habitantes de la Región Capital –Caracas, La Guaira y parte de Miranda- carecen de un servicio eléctrico estable. Los usuarios reportan fluctuaciones en el voltaje y apagones, mientras Corpoelec anunció, este lunes 23 de agosto, un Plan de Administración de Carga para 20 sectores de Caracas, que luego aclaró fue debido a reparaciones en una subestación.

Especialista consultados por El Pitazo aseguraron que la Región Capital está vulnerable ante la dependencia que tiene de la electricidad que proviene de las centrales hidroeléctricas de Guayana, en el estado Bolívar, y el deterioro de los sistemas de transmisión y distribución de la energía, que están limitados por la falta de mantenimiento y averías de equipos que no son restituidos.

«El sistema de transmisión y de distribución tiene muchos equipos averiados, que son necesarios para transportar y distribuir mayor cantidad de potencia. El sistema eléctrico de Caracas perdió su redundancia o respaldo. Antes, si fallaba una línea estaba otra, si fallaba un equipo estaba otro disponible. Ya eso no lo hay», aseguró el ingeniero Miguel Lara, expresidente de la Oficina de Planificación del Sistema Interconectado (Opsi).

La demanda eléctrica de la Región Capital ronda los 1.600 megavatios. 65 % de ese consumo debe suplirse con la electricidad que se produce en Guri, ya que la generación de las plantas térmicas locales está alrededor de los 550 megavatios (Mw), apenas 14 % de la capacidad instalada de 4.035 Mw, según reseñan reportes de la estatal Corpoelec.

Desde el inicio de la crisis eléctrica en Venezuela en 2010, el Distrito Capital no registraba una generación térmica tan disminuida como la actual, aseguró el ingeniero José Aguilar, especialista en sistemas de generación eléctrica.

Reportes públicos de Corpoelec, de septiembre de 2010, indican que, para la fecha, el 72 % de la demanda de la Región Capital se cubría con generación local, y el 28 % restante dependía de Guri, indicó Aguilar.

«En los últimos 11 años duplicaron la capacidad térmica instalada – de 2.000 a 4.035 Mw- con la justificación de blindar a Caracas y hacerla menos dependiente de Guri; pero hoy lo que duplicaron fue esa dependencia con las centrales del Bajo Caroní, y ya no se le puede consentir con facilidad por el deterioro de todo el sistema eléctrico», indicó Aguilar.

El ingeniero electricista y profesor universitario, Paulo de Oliveira, dijo que las afectaciones del servicio eléctrico en el Distrito Capital se deben a las restricciones que tiene el sistema de transmisión. «No son capaces de mantener la calidad del servicio en Caracas por graves problemas en el sistema de transporte de electricidad y, por lo tanto, se ven obligados a hacer racionamientos de potencia, que no se explican, porque si lo explican se tiene que decir claramente que no hay capacidad para poder alimentar las ciudades».

Para Jesús Olivares, exvicepresidente de Distribución y Asuntos Regulatorios de la Electricidad de Caracas, las restricciones del servicio que registran los usuarios del Distrito Capital se deben a fallas en el sistema de distribución y no a racionamientos que aplica la gerencia de Corpoelec.

«Las restricciones son por fallas, no racionamientos, y la duración depende de lo que tardan en reparar. La mayoría de las subestaciones tienen fuera de servicio transformadores y están obligados a disminuir la carga para evitar la sobrecarga de transformadores y que se dañen», dijo Olivares.

Resaltó que Caracas contaba con dos anillos en 230 kilovoltios y 69 kilovoltios, que permitían la recuperación rápida del sistema ante situaciones de fallas simples. «En los actuales momentos, los anillos no existen por causas de fallas no reparadas. Hoy cualquier falla puede dejar a Caracas apagada«.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.