Miranda | Plan chatarra del municipio Plaza destrozó monumento histórico de Nueva Casarapa

La comunidad de Nueva Casarapa logró que se reconstruyera la estructura de metal de la noria luego de continuas protestas, y esperan que las autoridades recuperen y hagan el desmalezamiento de las ruinas

375
plan-chatarra-miranda
La estructura metalica fue recolectada por el plan chatarra de la Alcaldia del municipio Plaza | Foto: Nueva Casarapa Activa

Guarenas.- Las ruinas de la estructura de metal del trapiche de la Hacienda Casarapa, en Guarenas, estado Miranda, fueron desmanteladas por el plan chatarra que adelanta la Alcaldía del municipio Plaza en esa entidad mirandina. Estas ruinas datan de 1774 y las estructuras de metal de hierro que estaban desmantelando habrían sido construidas en el año 1916.

Representantes del equipo Nueva Casarapa Activa denunciaron el daño realizado a las estructuras de metal del trapiche de la Hacienda de Casarapa, que serían vendidos como chatarra.

Andreína Boyer, en representación del grupo de vecinos, detalló que no fue sino hasta esta semana cuando lograron reunirse con las autoridades para frenar la destrucción de la noria del trapiche y de toda la estructura de estas ruinas históricas. La hacienda Casarapa era uno de los más importantes centros productores del estado Miranda en lo relacionado con los derivados de la caña de azúcar. Allí se producía, durante la época de la Colonia, papelón, melcolcha y miel de caña.

Funcionarios policiales mataron a ocho presuntos antisociales en El Valle

Boyer indicó al equipo de El Pitazo que pasaron meses intentando que el ente municipal se dedicara a la recuperación de estas ruinas que habían sido “desarmadas e incluidas en el plan chatarra”, afirmó.

Si no es por la denuncia y el llamado que hicieron varios vecinos a nuestro equipo, el daño sería mayor, con el silencio de las autoridades. Esperamos que estas presten el apoyo para empezar el desmalezamiento del sector”, indicó.

Boyer agregó que la estructura fue desmantelada por hombres que fueron detenidos, pero tenían un permiso emitido por la Alcaldía. “Por tal acción declararon que no sabían que era patrimonio y que no se podía destruir”, apuntó.

El grupo les exigió a los cuerpos de seguridad que se cumpla con la reparación en su totalidad de las piezas cortadas y destruidas, y además que se repongan y devuelvan las piezas faltantes. “Por nuestros registros audiovisuales y control sabemos qué se llevaron. Colocar solo la rueda es una parte de las acciones próximas; sin embargo, faltan piezas que fueron entregadas para su reparación”, destacó Boyer.

Al día de hoy se logró reponer la noria, pero aún no aparecen otras estructuras y ninguno se quiere hacer responsable. Tenemos ya dos semanas presionando para que cumplan. Nos reunimos con el teniente encargado del caso y el representante de la Alcaldía relacionado con el hecho, que según su versión, lo hizo para ayudar a los muchachos que trabajaban con él”, afirmó la representante vecinal.

Boyer finalizó señalando que como activistas vigilantes del cuidado y mantenimiento del parque desde hace más de un año, exigen que las autoridades del municipio Plaza cumplan con las acciones ofrecidas desde la primera reunión, con la recuperación de la estructura y con el desmalezamiento de las áreas verdes. 

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.