20.4 C
Caracas
martes, 27 octubre, 2020

Personas con discapacidad de Altos Mirandinos sobrellevan la cuarentena como pueden

Luis Delgado, quien tiene una discapacidad motora, refiere que no ha logrado tener recursos para comer porque se dedica a reparar ropa y no hay clientes, a eso se le suma que no hay gas, ni agua en su comunidad

-

Los Teques.- Sobrellevar una discapacidad motora no es impedimento para Luis Delgado, quien aún sin una pierna sale a la calles de Los Teques, capital del estado Miranda, a buscar a diario su sustento, pese a las restricciones de movilidad que rige el confinamiento decretado para frenar la propagación del COVID-19.

Luis está desempleado y sobrevive haciendo trabajos de costura en su comunidad, ubicada en el sector El Paso de este poblado altomirandino. “Me rebusco a diario con mis trabajos de costura, para medio sustentarme algo, pero ahorita no hay clientes porque todo el dinero se les va en la comida”, dijo el hombre, quien lleva el confinamiento sin tapabocas y guantes y conversó con El Pitazo el 19 de mayo.

LEE TAMBIÉN

CIUDADANOS SALEN A BUSCAR SUSTENTO A PESAR DE LA ORDEN DE AISLAMIENTO SOCIAL

Además de ingeniárselas para sobrellevar a falta de recursos, Luis debe lidiar a diario con la falla de los servicios públicos en su comunidad. Sin gasolina, sin transporte y con fallas en los servicios de agua, luz, gas doméstico y telecomunicaciones este hombre pasa la cuarentena nacional.

Durante estos últimos 60 días, los servicios públicos vitales como la electricidad y el agua han empeorado considerablemente en la capital mirandina. Delgado señaló que no hay despacho de bombonas de gas y ahora no puede ni siquiera ir en transporte público al centro de distribución de Pdvsa Gas a comprarlas, porque está cerrado. Tampoco los autobuses están trabajando por las medidas establecidas por la Alcaldía del municipio Guaicaipuro en Los Teques, que prohíben la circulación de vehículos y autobuses por la ciudad.

En cuanto al suministro de agua potable, esencial para cumplir la medida preventiva ante el coronavirus del lavado constante de manos, el servicio es suspendido hasta dos y tres días. “Nos mandan agua por una bomba que surte tres horas cada dos o tres días”, refirió Delgado, quien camina la ciudad en muletas a diario para intentar tener algún alimento que llevarse a la boca.

LEE TAMBIÉN

FOTOGALERÍA | CIUDADANOS SE DEBATEN ENTRE SALIR A COMPRAR COMIDA O PROTEGERSE DEL CORONAVIRUS

Una pensión que ni han pagado

Juan Colmenares también tiene una discapacidad motora debido a un accidente cardiovascular. Es un hombre de la tercera edad y presenta una patología hipertensiva. Actualmente sobrevive “con lo poco» que le dan sus hijos, quienes también están «apretados» económicamente.

- Advertisement -

A diario en las calles de Los Teques se ven personas de la tercera edad caminando en busca de alimentos para llevar a sus hogares. “Las muletas no me impiden salir a la calle a buscar comida, me lo impide tener una pensión que ni siquiera han pagado este mes cuando anunciaron un aumento hace más de tres semanas”, refirió Colmenares, de 73 años de edad.

El monto que se espera cobren de pensión es cercano a los 800.000 bolívares lo que según Juan le alcanzará para comprar medio cartón de huevos, un kilo de harina Pan, y un kilo de sardinas. “Con eso comeré al menos una semana o dos”, finalizó.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado