28.7 C
Caracas
martes, 17 mayo, 2022

Personal de clínicas privadas no puede surtirse de gasolina en Altos Mirandinos

Trascendió que la orden es no surtir de gasolina a trabajadores de la salud que no laboren en centros hospitalarios públicos destinados a la atención de casos sospechosos o positivos de COVID-19

-

Los Teques.- Adriana Pérez, enfermera de un clínica privada de Caracas, estuvo 24 horas en cola en la estación Cumbre Roja, ubicada en la carretera Panamericana, a 10 kilómetros de Los Teques, capital del estado Miranda, en un intento fallido para surtirse de gasolina su vehículo.

Al llegar al surtidor los oficiales de la Guardia Nacional (GN) le negaron el suministro por no estar en los listados de personal de centros de salud pública de Altos Mirandinos que atienden pacientes relacionados con la pandemia COVID-19.

“Mi papá comenzó a hacer la cola en horas de la tarde del martes 28 de abril para surtir el jueves. Le tocó el número 46, pero a la mañana siguiente ya era el 84 y en la noche pasó al 103”, relató la joven, quien aún tenía esperanzas de surtir el vehículo por estar entre los 150 que equipan en un día.

LEE TAMBIÉN

Conductores de Cúa denuncian preferencias para surtir gasolina a vehículos

Denunció que mientras su papá hacía la cola, los vecinos del sector Cumbre Roja apartaban entre 30 y 50 puestos, que vendían a una cifra superior a los 10 dólares. Esto lo hacían cuando los militares no estaban en el sitio.

La Guardia Nacional es la encargada del orden en la estación de servicio Cumbre Roja. El procedimiento diario es siempre el mismo: tras inspeccionar la larga fila, donde muchas veces llega hasta conductores de municipios como Los Salias y Las Tejerías en Aragua, proceden a enumerar los carros.

Con pocas excepciones, surten a solo 150 vehículos diarios. Generalmente no solicitan salvoconducto a quienes hacen la interminable fila, aunque la mayoría carga uno bajo el brazo.

Adriana acompañó a su papá en la cola el jueves 30 de abril, una vez que terminó su guardia en la clínica capitalina. Para las 4:00 pm del viernes, solo 10 vehículos los separaban del dispensador para llenar el tanque de gasolina de su vehículo.

A dos vehículos del surtidor y dentro de la estación de servicio, vio desvanecer su cometido. El oficial de la GN encargado de custodiar la distribución le pidió su salvoconducto al verla con su uniforme de enfermera. Adriana entregó su carta de trabajo, salvoconducto y su carnet. El oficial buscó un listado que horas antes había entregado la jefa de Salud de la Dirección Regional de Miranda. En la lista, conformada por 53 funcionarios que laboran en CDI y en el hospital de Los Teques, no aparecía su nombre.

La enfermera intentó disuadir al uniformado y defendió su derecho a surtir su vehículo para poder ir a trabajar a la clínica caraqueña, cuyo trayecto es de 26 kilómetros diarios ida y vuelta. No logró convencerlo, y luego de casi 48 horas de cola, no pudo llenar ni un litro. 

Trascendió que la orden es no surtir de combustible a trabajadores de la salud que no laboren en centros hospitalarios públicos que estén en áreas destinadas a la atención de casos sospechosos o positivos de COVID-19. En las dos estaciones de servicio habilitadas en Altos Mirandinos, los únicos salvoconductos que son admitidos son los del personal de salud de centros hospitalarios como hospital Victorino Santaella y los CDI de la zona.

La semana pasada, médicos que hacían cola en la estación de servicio La Auxiliadora, en San Antonio de los Altos, tampoco pudieron surtir de combustible debido a la orden emanada de la Zodi Miranda, que excluye los salvoconductos de personal de salud de centros clínicos privados.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a