Paz Activa propone proyecto para estudiantes en riesgo de abandonar la escuela

La Asociación Civil Paz Activa se propone ayudar a jóvenes propensos a desertar en la escuela impulsando sus dinámicas de autonomía asociada con las habilidades, fortalezas y le brindarán atención formativa adicional en temas que los reorientan

166
Para este proyecto escogieron a ocho instituciones educativas, cinco de los cuales están adscritos al Movimiento de Educación Popular Integral Fe y Alegría | Foto: Ronald E. Peña/referencial

Caracas.- La Asociación Civil Paz Activa propuso un proyecto con objetivos claves dirigidos a los adolescentes en riesgo a abandonar las escuelas y propensos a ser captados por grupos delincuenciales propios en el contexto en el que se desenvuelven.

Así fue como en 2018 surgió el Proyecto Jóvenes y Escuelas Agentes de Paz, auspiciado por la Unión Europea. Jeannette Pinto, socióloga, educadora y co-gerente de la iniciativa explicó que “para la ejecución de este programa, fue en primer lugar la objetiva y metódica selección de los beneficiarios-as, y esto lo realizaron con el Centro Lyra”.

Fueron seleccionados 120 jóvenes que, aunque siguen incluidos en el sistema escolar, tienen latentes riesgos de deserción como consecuencia de un entorno familiar y comunitario poco protector de sus derechos.

LEE TAMBIÉN

FE Y ALEGRÍA AFIANZA PROGRAMA EDUCACIÓN EN EMERGENCIA con aumento de asistencia escolar

¿Qué comprende el proyecto Jóvenes y Escuelas Agentes de Paz?

El programa constituye tres aristas: el joven como foco primario a quien se le brinda una atención formativa adicional en temas que inspiran y reorientan competencias para la vida, incluyendo un periodo de capacitación en oficios; y acciones dirigidas especialmente a las familias y a la comunidad educativa, este último punto con el apoyo de la Asociación Civil Ágora.

Se escogieron ocho instituciones educativas, cinco de los cuales están adscritos al Movimiento de Educación Popular Integral Fe y Alegría: Colegio Presidente Kennedy, en Petare; U.E. Virginia de Ruiz, en La Silsa; Colegio Dr Prisco Villasmil, en Antímano; U.E. Padre Joaquín López, en la carretera Petare/Guarenas, y la U.E. María Inmaculada, en Petare.

Otros tres, dependen de la Asociación Venezolana de Escuelas Católicas, en la región Barlovento; U.E. Cristo Liberador, U.E. Argelia Laya y U.E.P. María Auxiliadora, en el municipio El Hatillo, estado Miranda.

LEE TAMBIÉN

MIGRACIÓN Y CRISIS VENEZOLANA POTENCIARON LA DESERCIÓN ESCOLAR EN VARGAS

A juicio de la especialista Jeannette Pinto, falta voluntad política para poner la mirada en las circunstancias que viven los adolescentes, pues destacó que si bien es cierto que existe una parte de la población más vulnerable en tanto acceso a algunas oportunidades y servicios; no es menos cierto que emociones como la desesperanza, la frustración y la impotencia arropa a la población juvenil.

Pinto propone la generación de espacios intencionados para la formación, reconocimiento y sensibilización de los adultos significantes. “Expreso esto porque los adultos se han venido ocupando básicamente de la sobrevivencia económica y se ha abierto una brecha profunda entre los intereses e información que manejan los adolescentes y lo que los adultos suponen están manejando. Esta situación es sin duda riesgosa, pues deja a la familia excluida de las posibilidades de orientación adecuada”.

En este proyecto los adultos y los jóvenes desarrollan herramientas de acercamiento mutuo y son acompañados de manera distinta de acuerdo a sus roles, responsabilidades y procesos, pero con un único objetivo de desarrollar competencias claves para: contener a la familia previniendo su separación, reconocer factores de riesgo y protección actuando bajo la garantía de sus derechos humanos fundamentales, impulsar o recrear sus dinámicas de autonomía asociada con las habilidades y fortalezas, y articular con redes de apoyo que propugnen la convivencia individual, escolar y comunitaria de manera justa y digna.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.