27.4 C
Caracas
domingo, 21 julio, 2024

Pacientes cuentan cómo fueron estafados por la falsa neuróloga

Maritza Lurva, de 65 años, usurpaba funciones en esta especialidad desde hacía seis años, por lo que fue detenida por el Cicpc e imputada por estafa agravada, uso de documento privado y ejercicio ilegal de la medicina. Los afectados comentan que aplicaba tratamientos dudosos para extender el número de consultas

-

La falsa neuróloga detenida el 8 de junio en Caracas presionaba a sus pacientes para que cancelaran los tratamientos por adelantado y ofrecía falsos diagnósticos con el fin de extender las consultas, detallaron autoridades policiales y al menos tres de sus víctimas.

Maritza del Valle Lurva de Ruiz, de 65 años, es médica, pero no posee la especialización en neurología, tal y como señaló una fuente policial. Desde hace al menos seis años trabajaba en un amplio consultorio en el Centro Clínico Profesional Caracas, situado en San Bernardino, junto al Hospital de Clínicas Caracas.

Además de formar parte del directorio profesional del centro de salud, poseía redes sociales en las que mostraba sus supuestas capacidades para resolver problemas lumbares, migrañas y patologías que requerían experiencia neurológica. Las cuentas fueron borradas tras su detención.

El fiscal general, Tarek William Saab, informó el 18 de junio que Lurva fue imputada por los delitos de estafa agravada, uso de documento privado y ejercicio ilegal de la medicina.

La denuncia hecha por una pareja en el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) fue el detonante para que se iniciaran las averiguaciones.

Esta pareja fue diagnosticada por la falsa neuróloga con una supuesta infección de transmisión sexual, por lo que le indicó un tratamiento que costaría 4.000 dólares, dinero que exigió de manera inmediata.

Cojedes | Madre e hijo que encontraron en represa El Pao fueron estrangulados

Al comenzar con el tratamiento, que consistía en colocarles a ambos medicamentos endovenosos en su consultorio, el malestar en uno de los pacientes se incrementó. Acudieron a otro médico, quien les practicó nuevos exámenes en los que no se reflejaba ninguna infección por vía sexual y, por lo tanto, no se ameritaba tal tratamiento.

Al formalizar la denuncia en la División de Salud Pública de la policía científica, la pareja aseguró que la doctora les infundía miedo constante por la supuesta enfermedad.

La falsa neuróloga fue detenida en su consultorio, el cual fue descrito por pacientes entrevistados de lujoso, con varios equipos y un personal de tres enfermeros. Funcionarios policiales decomisaron medicamentos y soluciones electrolíticas con códigos falsificados del Ministerio de Salud, además de una bata blanca.

Tras ser imputada, se le otorgó una medida cautelar, un régimen de presentación en el Tribunal cada 30 días y prohibición de salida del país, debido a su edad.

Salud comprometida

El Cicpc colgó en sus redes sociales detalles de la detención el sábado 15 de junio y fue de esta manera que varios de sus pacientes conocieron, y se identificaron, con su modus operandi. Entre ellos, Marielis Jaime, de 65 años, quien se sometía a un tratamiento para combatir un supuesto tumor de 9 milímetros generado por un ACV transitorio que sufrió, según el diagnóstico de Lurva.

Luego de buscarla durante una semana, fue por la publicación del Cicpc que la hija de la paciente se enteró de la detención, que ocurrió el día de la terapia número 6 de su mamá, a quien le correspondían 10 sesiones.

“La contactamos por redes sociales, no dudamos porque parecía seria y además por el lugar donde laboraba. Acudimos a ella porque mi mamá presentaba un fuerte dolor de cabeza desde hacía varios días, le mandó a hacer una tomografía y, según ella, arrojó lo del tumor”, contó a El Pitazo la hija de la paciente Marielis Jaime. Detalló que le exigió el pago de las 10 consultas por adelantado, un total de 1.300 dólares.

Precisa la hija que a su madre le recetaron Nimotop, pero nunca vieron las cajas de este medicamento. A mitad de las consultas, la afectada alegó que no se sentía mejor, por lo que la doctora mandó a uno de los enfermeros a comprar Miovit y Vitamina C para administrárselos.

Zulia | Adolescente es atropellada cuando iba a denunciar a un pedófilo

Seis años atrás

La psicopedagoga Yusela Osuna fue paciente de la falsa neuróloga en 2018. Acudió a su consultorio por la experiencia que demostraba a través de sus redes sociales. Buscaba hacerse un chequeo al presentar un episodio convulsivo, pero se encontró con un diagnóstico que la llenó de pánico a ella y a su familia: meningoencefalitis y podría ser contagioso.

Osuna detalló a El Pitazo que ingresó a la primera consulta caminando y sintiéndose bien, pero salió sin equilibrio. Durante las sesiones de tratamiento siguientes aumentaron las convulsiones y el malestar.

Recuerda que quedó inmóvil y recibió una medicación para tratar la enfermedad. Igual que a la pareja denunciante en el Cicpc, la doctora generó miedo en la paciente. “Al leer los exámenes, se puso un tapabocas enseguida y me dijo que tenía esta enfermedad, que podía ser contagiosa, yo entré en pánico”, recordó.

Mientras su estado de salud empeoraba, le aplicó morfina, también le sacaron líquido de la columna y le suministraron medicamentos para la esquizofrenia. «Llegó un momento en que quedé tiesa y no podía ni comer sola, estaba sobremedicada», contó la afectada.

Tras conocer la detención de la mujer, Osuna sospecha que nunca tuvo meningoencefalitis y que le suministraba tal cantidad de medicamentos para que las convulsiones se produjeran y así poder seguir tratándola a través del seguro. Luego de abandonar la terapia se recuperó.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR


Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a