Nueve heridos por perdigones y más de 40 lesionados tras represión en Vargas este #1May

Hasta un niño de diez años, que vende cambures en las inmediaciones de la plaza El Cónsul resulto herido por un perdigón. Mujeres y adultos mayores fueron los más afectados por los gases lacrimógenos

226
Una represión inusual ha dejado heridos y lesionados en el estado Vargas. Foto: Infociudadano Cruz Sojo

La Guaira.- Un total de nueve heridos por perdigones y más de 40 lesionados, mayoritariamente afectados por los gases de las bombas lacrimógenas es el saldo que dejó  la represión que enfrentaron los manifestantes a favor de la “Operación Libertad” en el estado Vargas.

Entre los afectados por los gases destacaban personas de la tercera edad y mujeres, mientras que entre los heridos por perdigones hay tres jóvenes y cuatro adultos, así como un niño, que ni siquiera protestaba, sino que vendía cambures en las inmediaciones de la plaza El Cónsul en Maiquetía.

“Estamos acompañando a las personas afectadas, alunas debieron ser atendidas de emergencia por la asfixia tan fuerte, además de las heridas por perdigones. La situación en Vargas está apuntando más allá de dispersar una protesta, se está disparando y persiguiendo a los manifestantes para intimidar y eliminar cualquiera voz disidente a Nicolás Maduro”, explicó la diputada Milagros Eulate (AD).

Una de las características de la represión vivida en el litoral central ha sido la dureza de los cuerpos de seguridad del Estado, quienes persiguen a los manifestantes hasta los lugares que van a esconderse, en barriadas cercanas a la plaza El Cónsul.

Cuerpos policiales no solo dispersan la concentración de protesta, sino que persiguen a los manifestantes hasta sus residencias en sectores populares. Foto: Infociudadano Cruz Sojo

“Los policías están actuando bajo las directrices de dirigentes del Psuv en Vargas, quienes llegan a casas con la intención de sacar a los manifestantes”, denunció el dirigente de Acción Democrática en Vargas, José Barreto.

Niño que vendía cambures recibió un perdigón

Un pequeño de 12 años que se gana la vida vendiendo cambures en las inmediaciones de la plaza El Cónsul fue uno de los heridos por la represión. En medio de bombas lacrimógenas y perdigonazos, el niño se unió a los manifestantes que huían y se escondió con estos en una vivienda cercana. Los manifestantes lo socorrieron y prestaron los primeros auxilios.

Un niño de 12 años que vende cambures en Plaza El Cónsul fue uno de los heridos. Fue socorrido por los propios manifestantes. Foto: Infociudadana Michelle Santos

“Le limpiamos la herida y pusimos antibióticos. Es un niño que se ha criado trabajando y una víctima de la incoherencia y abuso policial, que dispara a mansalva”, contó a El Pitazo la Infociudadana Michelle Santos.

DÉJANOS TU COMENTARIO