Miranda | Autoridades buscan acabar con mafia “vendepuestos” en colas de gasolina

Funcionarios de la Guardia Nacional entregan tiques numerados y colocan una grúa al final del carro con el número 1.000 para impedir la pernocta de vehículos en la carretera Panamericana

728
Los funcionarios impiden la pernocta de vehículos en la carretera Panamericana | Foto: Pola Del Giudice

Los Teques.- Con la implementación de algunas medidas, como tiques para numerar carros, prohibición de pernoctar y señalización al final de la cola, autoridades de la Guardia Nacional (GN) buscan acabar con una mafia de “vendepuestos” que cobran en divisas y mantienen el caos en las filas para surtirse de combustible en las estaciones de servicio ubicadas en el tramo Altos Mirandinos de la carretera Panamericana.

En los casos de las colas de las estaciones de servicio La Auxiliadora y Oveja Negra, en el tramo Los Salias y coordinadas por funcionarios de la Guardia Nacional, desde la semana pasada se han implementado dos modalidades para reorganizar a los conductores que hacían hasta siete kilómetros de fila a lo largo de la carretera Panamericana.

Una fuente dentro del cuerpo castrense, quien pidió resguardo de su identidad, señaló que se detectaron mafias de personas que a diario van a hacer colas con distintos vehículos y luego venden el cupo a otros conductores. A estos les cobran entre 5 y 10 dólares. Agregó el funcionario que los «guardapuestos» se han dado a la tarea de crear el caos, pues pasan hasta 24 horas en la vía haciendo la fila para vender los cupos.

Asimismo, el funcionario que conversó con El Pitazo explicó que otro elemento que se suma al caos es la gran cantidad de carros foráneos. “Muchos de los vehículos que atendemos provienen de sectores de la región central, específicamente del estado Aragua y Carabobo”, apuntó.

Sobre la entrega de números, una de las medidas adoptadas para enfrentar el desorden a la hora de surtir gasolina, el funcionario detalló que «solo pueden estar en fila los vehículos cuya placa corresponde al pico y placa planteado por el Ejecutivo nacional”.

Asimismo, explicó el guardia nacional que se ha decidido colocar una grúa al final de la cola y después de entregar el tique número 1.000 para impedir la pernocta de vehículos en la carretera Panamericana. “Si la fila está muy larga se coloca esa grúa pasado el mediodía, pero si el flujo de carros es poco se trabaja hasta las cuatro o cinco de la tarde”. Finalmente, apuntó que a diario se reciben dos gandolas en la estación de servicio La Auxiliadora para atender unos mil vehículos y una en La Oveja Negra, donde se atienden entre 400 y 500 automotores.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.