Malaria en Miranda y Vargas inició con pescador que regresó de El Callao

Autoridades sanitarias aseguran que la situación “está controlada”. Los 30 casos confirmados están siendo atendidos y la dirección de Sanidad Ambiental realiza fumigación en la costa para el control del vector transmisor: el mosquito anopheles

390
Las jornadas de fumigación se están realizando en las poblaciones de Chuspa, Caruao y La Sabana al este de Vargas como control del vector transmisor de la malaria | Foto: cortesía Dirección Regional de Salud Vargas

La Guaira.- El foco de malaria registrado entre los estados Vargas y Miranda, inició con el retorno de un pescador que se trasladó a trabajar a las minas de El Callao en el estado Bolívar y regresó a su zona de origen, en el estado Miranda, infectado con el virus. Este pescador, sería el denominado “paciente cero”, del foco que es atendido por las autoridades de salud de ambos estados desde el pasado 10 de junio.

La información fue confirmada vía telefónica por la Autoridad Única de Salud en el litoral central, la médica Yadira Castillo, quien aseguró que “los casos están estables y recibiendo el tratamiento correspondiente de acuerdo a los protocolos establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS)”.

De acuerdo a Castillo, las autoridades han cumplido con “todos los pasos requeridos para hacer el cerco epidemiológico, atender a los casos confirmados e iniciar un plan de fumigación para controlar la presencia de mosquitos anopheles infectados”.

La cifra oficial de este foco de malaria en el extremo este de Vargas es de 30 casos: 19 del estado Miranda y 11 de la costa litoralense. Las autoridades sanitarias aseguran que el llamado “paciente cero”, regresó de la minas de El Callao a la población de San José en el estado Miranda. La interacción entre los pueblos limítrofes de Vargas y Miranda, especialmente entre pescadores y agricultores, propició el contagio.

Castillo aseguró que se mantiene activa una sala de triaje para la atención de personas con paludismo en el Centro de Aislamiento y Cuarentena Los Caracas, así como el aislamiento de los casos positivos, algunos en sus propios hogares.

No es la primera vez que casos de malaria son reportados en el litoral central venezolano: en 2017 fueron confirmados cuatro casos en las poblaciones de La Sabana y Chuspa. Igualmente, un brote similar, fue reportado y controlado en mayo de 2016, cuando 40 casos se registraron en la población de Puerto Cruz, parroquia Carayaca, al límite con el estado Aragua.

En esa oportunidad la investigación epidemiológica arrojó que el contagio había sido originado por un turista oriundo del estado Bolívar, quien trasladó el vector de infección, al ser picado por un mosquito anopheles, mientras pasaba Semana Santa en la playa.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.