21.6 C
Caracas
jueves, 13 agosto, 2020

Maestra pide prestado para cubrir pasajes y corregir evaluaciones

Seis camioneticas toma la maestra Kimelys Canache para ir de su casa, en Guatire, hasta su escuela en Guarenas, y luego regresar, los tres días de la semana que dedica a revisar y corregir asignaciones

-

Guarenas.- Casi el doble de su sueldo debe gastar en pasajes una maestra residenciada en Guatire y que se traslada tres días por semana a la institución en la que labora en Guarenas, en el estado Miranda, para corregir las evaluaciones enviadas a sus estudiantes a distancia por la cuarentena.

La maestra Kimelys Canache vive en Villa Fortaleza, en la vía a Araira, en el municipio Zamora, pero trabaja en la UEE Martín Vera Guerra, del sector Vuelta Blanca de El Calvario, en Guarenas.

Aunque las asignaciones escolares para sus estudiantes las envía de manera remota, por la cuarentena para evitar la propagación del COVID-19, debe corregir de manera presencial los cuadernos, así como las evaluaciones de cada asignatura.

LEE TAMBIÉN

70% de los docentes no cuenta con recursos para la educación a distancia

Para cumplir con su deber, debe trasladarse en camioneta desde su casa hasta el casco central de Guatire, con un costo de Bs 10.000 el pasaje. Luego aborda otro autobús que cubre la ruta suburbana hacia Guarenas, en la que cobran Bs 12.000.

Finalmente, una vez en el centro de Guarenas debe trasladarse hacia El Calvario en otra camioneta, en la que debe pagar Bs 8.000 por concepto de pasaje. La misma ruta de tres buses utiliza para retornar, lo que suma Bs 60.000 diarios.

«El sueldo de un docente no alcanza para los pasajes. Yo tengo que pedir prestado para llegar al colegio y cumplir con mi trabajo, aparte de que no hay efectivo por que los bancos estuvieron cerrados tres meses y ahora sólo se puede ir una vez cada dos semanas», expresó.

LEE TAMBIÉN

Docente sugiere flexibilizar educación a distancia para garantizar atención integral

- Advertisement -

A pesar de las dificultades, la maestra Kimelys Canache no ha dejado de cumplir con su labor. Asegura que debe ir tres veces por semana porque un solo día no le alcanza para corregir los cuadernos y actividades evaluativas enviadas a cada alumno durante la semana.

«Yo mando las clases diarias y las asignaciones vía WhatsApp, pero a veces la conexión y la señal se convierten en un problema. Entonces voy solamente a corregir, pero eso lleva tiempo y dedicación, por eso requiero de tres días semanales, para no tener que llevarme el trabajo a la casa», añadió.

5/5 (1)

¿Qué tan útil fue esta publicación?