22.6 C
Caracas
jueves, 1 octubre, 2020

Libreros de Fuerzas Armadas pagarán impuesto y despejarán los espacios bajo el puente

-

Desde hace aproximadamente un mes, funcionarios de la Alcaldía de Libertador informaron a los libreros bajo el puente de la avenida Fuerzas Armadas, ubicado entre las avenidas Urdaneta y Fuerzas Armadas en el centro de Caracas, que iniciará un proceso de legalización y “reingeniería” de este bulevar que implica que los vendedores despejen estos espacios y paguen impuestos municipales.

La noticia fue confirmada por los mismos dueños de los 84 kioscos debajo de la estructura vial, quienes asistieron a una reunión en la sede del despacho municipal, a finales del mes de agosto, en donde les informaron que se regularizará su figura de comerciantes para que paguen aranceles municipales por el uso de este espacio público con fines comerciales.

Deberán pagar un Petro (equivalente a 1.200.000 bolívares) como impuesto por el uso de los kioscos. Foto: Ronald E. Peña

Los ciudadanos a quienes les fueron asignados estos espacios, entregados por el Gobierno de Distrito Capital el 25 de julio de 2011, deberán pagar un Petro (equivalente a 1.200.000 bolívares) como impuesto por el uso de los kioscos. Además, se les ordenó retirar las mesas y estantes desplegados fuera de sus espacios para ofrecer la mercancía con descuento o de intercambio.

Esta última medida responde a la necesidad de “despejar los espacios del bulevar y mantener orden del espacio literario que fue concebido para la ejecución de talleres culturales, de lectura y exposiciones”, tal como afirmó un vendedor con 15 años en Fuerzas Armadas que prefirió no identificarse.

El vendedor de textos escolares y literarios negó que estén desalojando a estos trabajadores. Sin embargo, admitió que hay un proceso de “reingeniería” con el que se busca “regularizar las ventas, pues todo el mundo creyó que ser propietarios de esto les daba la potestad de hacer lo que quisieran y empezaron los abusos”, según dijo. A su juicio, esta medida permitirá mayor tranquilidad y seguridad y ayudará a que aumente el número de personas que frecuenta estos kioscos, en donde actualmente “hay mucha indigencia y delincuencia”.

Los vendedores están de acuerdo con pagar impuestos, pero piden que se mejore la seguridad y la limpieza en la zona. Foto: Ronald E. Peña

Sin embargo, otros libreros difieren de la posición de este vendedor. Es el caso de Ana Mijares (nombre cambiado a petición de la fuente), quien explicó que las mesas que les pidieron retirar era en donde exponían sus “remates” y de donde obtenían mayores ventas, pues le permitían al lector ojear las piezas literarias con calma y hacer ofertas.

- Advertisement -

Para Mijares, “lo que no se exhibe no se vende y si no podemos lanzar los remates, las ventas empeoran más de lo que ya están”. La vendedora admite que cuando se entregaron los kioscos, se pidió no ubicar objetos fuera de estos tarantines, pero considera que “el espacio no es suficiente para la mercancía que uno ofrece y no de ahorita, sino de hace años”.


LEE TAMBIÉN: 
FERIAS ESCOLARES EN CARACAS SE MANTIENEN ABIERTAS «PARA RECUPERAR LA INVERSIÓN»


Orden y control

Los comerciantes de los alrededores se quejan de la proliferación de delincuencia en estos espacios. Foto: Ronald E. Peña

Los comerciantes de los alrededores del puente de Fuerzas Armadas se quejan del “descontrol y la delincuencia” que aseguran prolifera en estos espacios y que “es apadrinada por algunos vendedores que hasta permiten que indigentes duerman en los techos de estos kioscos”, tal como declaró Olga Bujar, comerciante de la zona y vecina desde hace más de 40 años.

Bujar aseveró que “en esos kioscos en la noche se ve a menores de edad teniendo sexo y los robos son a cualquier hora. Antes había ratas y animales por la suciedad cuando esos puestos eran cajones de hierro, pero ahora hay delincuencia y los espacios se prestan para actos ilícitos, por eso es importante que lo regulen”.

Los libreros alegan que el espacio de sus kioskos no es suficiente para poder exhibir su mercancía apropiadamente. Foto: Ronald E. Peña

Yubelis Ramos, otra propietaria de un kiosco bajo este puente, coincidió con Bujar en que “el desorden es evidente”, pero indicó que “si vamos a pagar queremos que haya mejoras en cuanto a seguridad y limpieza de la zona, porque, aunque lo de las mesas depende de nosotros. También se debe mejorar la presencia de seguridad y el orden de algunos espacios”, dijo esta mujer que tiene más de 15 años en este espacio.

Algunos libreros esperan que haya un consenso sobre el uso de las mesas, pues están dispuestos a pagar impuestos, pero exigen que les permitan presentar su mercancía de forma ordenada, con al menos una mesa por kiosco.

Algunos vendedores bajo la estructura esperan que se llegue a un acuerdo sobre el uso de las mesas de exhibición. Foto: Ronald E. Peña
Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado