Nueve puntos de la zona norte de la ciudad de Caracas componían el recorrido del Beato José Gregorio Hernández y para sus devotos visitar estos espacios es una manera de honrarlo, incluso durante la pandemia

Redacción: Génesis Carrero | Fotografías: Ronald E. Peña

VEA TODA LA INFORMACIÓN RELACIONADA AQUÍ

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es CINTILLO-PARA-LAS-NOTAS-final-1024x95.jpg

1

Hospital Vargas

El doctor José Gregorio se preparó para ser médico y se especializó en Francia desde donde trajo a Venezuela los últimos avances de la medicina. En el Hospital Dr. José María Vargas dictaba clases y fundó el primer laboratorio del país en la Universidad Central de Venezuela.

En este hospital enseñó a nuevas generaciones y allí fue llevado cuando tuvo el fatal accidente por el que perdió la vida.

En esta parada de la ruta, la iglesia recuerda que “La esperanza es la sonrisa que surge cuando sabemos que al final de todo encontraremos a Dios”.

Dirección: San Simeon a Monte Carmelo, Caracas 1010, Distrito Capital.


2

Iglesia San José del Ávila

Aunque el templo fue construido luego de la muerte del beato, es uno de los puntos seleccionados por la Iglesia venezolana por el hábito de José Gregorio Hernández de entrar a cada iglesia por la que transitaba para elevar alguna plegaria por sus pacientes enfermos.

El Siervo de Dios caminaba en promedio cinco kilómetros diarios entre su casa, la iglesia, la UCV y el Hospital Vargas.

De acuerdo a la ruta eclesiástica, en este espacio se recuerda que “La esperanza es la motivación que nos impulsa a caminar con Cristo hacía el Padre”.

Dirección: Avenida San José del Ávila con Avenida Baralt, Parroquia Altagracia.


3

La Pastora

En la Iglesia de La Pastora era donde se congregaba el beato José Gregorio Hernández. En esta parroquia vivió gran parte de su vida entre las Esquinas de San Andrés y Desbarrancados. En La Pastora prestaba su servicio social y justo allí escuchó por última vez la palabra de Dios, el 29 de junio de 1919.

De acuerdo con la Iglesia esta estación sirve para meditar sobre “la esperanza es el valor para meditar la voluntad de Dios y no tener miedo por lo que es para aceptare sus contradicciones”.

Dirección: Municipio Libertador.


4

Esquina de Amadores

En esta esquina el doctor José Gregorio Hernández sufrió el accidente que acabó con su vida. Salía rumbo a hacer su última obra de caridad al atender a una anciana en estado de gravedad.

Donde fue atropellado por un automóvil ahora hay un pequeño santuario de adoración al beato. Vecinos de la parroquia mantienen el espacio y se reúnen a orar por la pronta canonización.

Es la estación para pensar en la esperanza como consuelo.

Dirección: Avenida Norte 8, Caracas 1010, Distrito Capital.


5

Iglesia de Las Mercedes

El médico visitaba con frecuencia esta parroquia de la que era vecino, por eso fue incluida en el recorrido.

En tres ocasiones José Gregorio intentó ser sacerdote de la Iglesia. La primera vez tenía cerca de 30 años de edad y entró en la orden Cartuja en Italia, pero su debilidad impidió que pudiera continuar. Posteriormente lo intentó de nuevo y decidió salir para entrar a la medicina y en un tercer momento contrajo tuberculosis y debió dejar la orden.

En esta estación la iglesia habla de “La esperanza como promesa”.

Dirección: Avenida Este 5, Caracas 1010, Distrito Capital.


6

Santa Capilla

Esta era una de las paradas predilectas de José Gregorio Hernández. Entre sus ocupaciones y la iglesia, dedicaba su tiempo a la atención de los enfermos. Por lo menos una hora diaria empleaba en este servicio

Su labor lo llevo a conocerse en vida como el médico de los pobres, a pesar de que tenía pacientes como Juan Vicente Gómez. “La esperanza es la seguridad de que Dios nos ama”, es la meditación a la que exhorta la iglesia en esta parada.

Dirección: Esq. Santa Capilla, Av. Urdaneta, Av Sur 2, Caracas 1010, Distrito Capital.


7

Palacio de las Academias

Aquí cursó sus estudios de medicina y se graduó con honores. Fue catedrático en Histología y Bacteriología, director del primer laboratorio de Fisiología experimental y dictó clases de sus especialidades al menos 23 años durante su ejercicio de la docencia universitaria.

En esta estación conocida como Catedral los cristianos meditan “le esperanza es la confianza en Dios que no defrauda.

Dirección: Esquina San Francisco, Avenida Universidad, Caracas, Distrito Capital.


8

Catedral

La fe fue algo en lo que se refugió José Gregorio Hernández, quien perdió a su familia a temprana edad. Su madre, Josefa Antonia Cisneros, murió cuando él tenía 8 años de edad y su padre, Benigno Hernández, falleció mientras él doctor estudiaba en París.

En este espacio también concurrido por el beato, la meditación va en torno a “la esperanza es la alegría” y la iglesia invita a no desanimarse ante las dificultades.

Dirección: Avenida Sur, Caracas 1012, Distrito Capital.


9

La Candelaria

En la iglesia Nuestra Señora de La Candelaria reposan los restos de José Gregorio Hernández, luego de que fuesen exhumados desde el Cementerio del Sur.

Este espacio sirve de templo de adoración al primer beato laico de la iglesia venezolana.

“La esperanza es el amor” es el mensaje que deja la iglesia en esta, la última parada de la ruta del Siervo de Dios.

Dirección: Parroquia Candelaria.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.