27 C
Caracas
lunes, 19 abril, 2021

La larga lucha del paciente Número 5 por coronavirus en Venezuela

Estuvo dos meses y 25 días hospitalizado en una clínica de Caracas. Fue uno de los 8 que dieron positivo por contagio el pasado 14 de marzo, un día después del anuncio del decreto de cuarentena

-

Cuando la muerte estalla en la cara, se le pone rostro al número, a la estadística, a la cifra que sueltan las autoridades. Todas sorprenden, todas preocupan, pero unas duelen más que otras. Si a esto se le suma no solo el apego a la vida de quien está contagiado, sino al empuje que le han puesto todos sus afectos, la lucha se refuerza.

Esto fue lo que pasó con el paciente Número 5 de Venezuela, el quinto positivo por COVID-19 en el país, pero de quien no diremos su nombre ni su apellido por respeto a su familia. Fue uno de los 8 que dieron positivo al contagio el pasado 14 de marzo, un día después del anuncio del decreto de cuarentena. Hace exactamente 2 meses y 25 días, el mismo tiempo que estuvo luchando, pero no pudo más.

Viajó a España cuando Venezuela veía el COVID-19 como una enfermedad rara de otro continente, cuando no había sospecha de contagio, cuando el país tenía a favor el estar aislado del mundo por la suspensión de vuelos, por la salida de aerolíneas y por la crisis.

Aquí todo pudo estar peor y llegar antes, como le pasó al paciente Número 5, que lamentablemente lo trajo encima. Entonces todo comenzó a parecerse a una guerra en la que se enfrentan mujeres, hombres y “un personaje inoportuno que nos está quitando la paz”, como escribió uno de sus amigos en las redes sociales.

LEE TAMBIÉN

Investigación periodística revela que hospitales centinelas no podrán enfrentar incrementos del coronavirus

Jorge Rodríguez, funcionario del gobierno de Nicolás Maduro, dijo este 9 de junio, en cadena nacional, que fue “un verdadero luchador” y que tuvo complicaciones relacionadas con la infección por COVID-19. “Lamentablemente, después de haber luchado con tanto ahínco este verdadero guerrero, tenemos que decir con mucha tristeza que ha fallecido el día de hoy”.

Luego de dos meses en terapia intensiva empezó a mejorar, pero una bacteria le trastocó el cuerpo y perdió la batalla. “Un tipazo, coño. Me da una arrechera inmensa que se haya muerto, y un dolor que llega a ser físico”, lamenta uno de sus amigos, los mismos que describen que estar en su compañía era un gozo. Que le gustaba viajar, devorar los paisajes y que quería que quienes lo acompañaran fueran felices.

LEE TAMBIÉN

Gobernadora denuncia que en Táchira mueren pacientes esperando resultados de coronavirus

- Advertisement -

Tenía 63 años, tuvo esposa, hijos y amaba la música. Responsable con las causas en las que se comprometía, generoso, involucrado con las comunidades donde hacía vida. Por eso duele, por eso lamentan que esta vez sus ganas de hacer feliz a todos se reviertan. Porque duele que no todos estarán para despedirlo, porque no podrán abrazarse, porque esta guerra es tan inhumana que ni siquiera permite despedir a los afectos.

Aunque capaz, el hombre que era el paciente Número 5 de Venezuela, que le gustaba hacer feliz a los otros, les pide que puedan sostenerse en una de las frases que el cantautor Rubén Blades le dedicó a su amigo, también cantante, Pau Donés: “Deja una fuerza espiritual que nos inspira: la de enfrentar nuestra mortalidad con humor y sin aflojarle gratis la vida que aún nos queda”.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado