La incertidumbre es la acompañante de quienes llegan a la cita del pasaporte

Así transcurre la cita del pasaporte para quienes buscan renovar la libreta u obtener el documento por primera vez. A la espera de seis meses por esta pauta se suman más de 20 días hábiles contados en semana flexible para cerrar el trámite con éxito

572
Foto: Génesis Carrero

Caracas.- Todos preguntan todo. ¿Cuál es la cola para cedulación?, ¿Dónde van los que tienen cita?, ¿En qué parte pueden ubicarse los que van a retirar?, ¿A qué hora abren?, ¿Qué deben hacer los que necesitan renovar la visa?.

Luego de resolver estas dudas, se suman otras: ¿Qué papeles necesito?, ¿será una sola copia?, ¿atienden a tanta gente?, ¿los de la tercera edad deben hacer cola? Y así, una infinidad de cuestionamientos que son respondidos con «yo escuché que…», o «a un amigo mío…» para complicar más las cosas con versiones tan infinitas como el número de personas que hay en toda Venezuela.

La incertidumbre es la compañía de cada uno de los ciudadanos a los que finalmente les llega el esperado día de la cita para el pasaporte, marcado por el Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime).

Incluso, antes de la fecha pautada y una vez inscritos en el sistema los datos, los venezolanos que pueden pagar los 200 dólares al cambio para obtener el pasaporte, tienen dudas sobre lo qué deben hacer para progresar en la cadena de actividades que los llevará a tener el documento de identificación.

A la cita hay que madrugar. A las 5:00 am ya hay más de 40 personas solo en la cola de citados. Ni hablar de la cedulación o retiro de pasaporte en la que más de 100 personas aguardan ya a esa hora de la mañana.

¿Perdiste los reales? ¿Qué hacer si pagaste el pasaporte y no te llega la cita?

En el Saime de Los Ruices, antes de las 8:00 am los primeros funcionarios pasan grapando las planillas. Pero para quienes están allí incluso a las 2:00 am el cansancio ya se nota.
—¿Mami qué hacemos aquí?, pregunta una niña con acento maracucho cuando aún no había aclarado la mañana.
—Vamos a sacarte una foto—, contesta la mamá.
—Pero, ¿Para qué?, si ya yo tengo muchas fotos y es muy temprano.
—Pero esta es la foto para irnos a Estados Unidos y es especial—, le dice su mamá.

Todos tienen en común que entre tres y seis veces les fue cambiaba la cita para tramitar el pasaporte | Foto: Génesis Carrero

La gente saca panes o arepas de sus bolsos y se sienta en el muro que rodea esta sede o en algún banco que traen se casa y desayunan, conocen a los otros y hablan de las olimpiadas o de la pandemia y sus efectos.

Uno de ellos, el retraso en los trámites. Todos coinciden en que la cita les fue pospuesta de tres a cinco veces. Todos los que están allí hicieron el trámite entre febrero y mayo de 2021, pero debieron esperar hasta seis meses para que la cita fuera una realidad de la que aún en la cola no tienen seguridad.

«Dicen que atienden solo a los primeros 30 y que a los demás los van dejando atrás» comenta una abuela que espera su documentación para poder mudarse con sus hijos al extranjero.

La cola no se mueve. A las 10:00 am ya han entrado dos o tres pequeños grupos y por lo menos uno de ellos corresponde a personas que nunca estuvieron en la cola.

¿Cómo solicitar el pasaporte venezolano por casos humanitarios?

La gente se queja, discute con quiénes se pretenden colear y sigue preguntándose si serán o no atendidos. La incertidumbre no se acaba.

Mientras tanto, sigue creciendo la multitud de quienes están allí para buscar su documento luego de una espera de más de 20 días hábiles contados en semanas flexibles por la cuarentena.

El caos y la falta de información lo gobiernan todo. A los padres les piden actas de nacimiento donde aparecen las huellas de pies y manos, pese a que todos llevaban las partidas de nacimiento.

A las 12:30 entraron al Saime finalmente la señora que se quiere ir a vivir con sus hijos y la familia maracucha que migrará a Estados Unidos.

Allí dentro acaba la incertidumbre: en 20 minutos son atendidos, organizan con distanciamiento, atienden de forma personalizada y en cinco minutos una apurada funcionaria toma una foto, tus huellas y te dice que debes esperar 20 días hábiles para tener tu pasaporte.

«Ven una semana después de que te llegue la notificación de que está aquí el documento, porque nos tardamos en abrir la valija… Y bueno, cuenta los días flexibles nada más», dice antes de despachar del cubículo a casa usuario.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.