14.000 dólares cuesta reponer cableado del Museo de los Niños

El jefe de la unidad de Educación del centro cultural señaló que la mayor pérdida es que "los niños no puedan disfrutar el museo, estamos cerca del Día del Niño, vienen las vacaciones y pronto cumpliremos 37 años"

504
Uno de los dos edificios permanece cerrado, justo cuando se acerca la temporada de vacaciones y el 37 aniversario del museo. Foto: Stefani Sahuquillo

Caracas.- El emblemático Museo de los Niños, ubicado en Bellas Artes, está sin luz en uno de sus dos edificios. El pasado 14 de julio, las atracciones de la sede principal no funcionaron y luego de que los trabajadores del Museo se comunicaran con la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) encontraron que habían hurtado alrededor de 300 metros del cableado que surte de electricidad al lugar.

El Museo sigue abierto con solo uno de sus edificios operando, la falta de electricidad afecta a 60 % de la instalación.

El túnel de colores está completamente apagado. Foto: Stefani Sahuquillo

“La mayor pérdida es que los niños no puedan disfrutar el museo, estamos cerca del Día del Niño, vienen las vacaciones y además pronto cumpliremos 37 años“, expresó Darwin Sánchez, jefe de la Unidad de Educación del Museo.

La institución tiene como premisa principal “aprender jugando”, por lo que ofrece atracciones con contenido científico para que los niños se aproximen a nuevas experiencias y conocimientos mediante la recreación.

“Esta es la institución más importante para los niños de toda Venezuela y estamos firmes, porque no queremos cerrar esta ventana”, dijo Andrea Villamizar, integrante de la Unidad de Educación.

“Tenemos la firme convicción de que vamos a salir de esta situación”, dice Andrea Villamizar, integrante de la Unidad de Educación del Museo. Foto: Stefani Sahuquillo

“Es bastante triste para los guías enseñar solo una parte del museo, cuando nos preguntan por esas atracciones y volteamos hacia ellas vemos un agujero negro al que no estamos acostumbrados”, dijo Jean Ezama, amigo guía del Museo de Los Niños. “Yo llegué al Museo para hacer mis horas de labor social y me quedé porque este lugar y su mística te atrapan“, dijo con fervor. Los guías se mantienen esperanzados y con ganas de resolver este problema y volver a dar recorridos completos a los visitantes.

“Estoy orgulloso de ser parte de esta institución y no tiene precio saber que despertamos interés y conocimiento en miles de niños”, asegura Jean Ezama, amigo guía del Museo. Foto: Stefani Sahuquillo

El Museo atiende en periodo vacacional un promedio de entre 1.000 y 1.500 niños, desde hace dos años. Anteriormente, la cifra era mayor, pero también se han visto afectados por la crisis. Sin embargo, esta vez la afluencia será considerablemente menor.

“El Museo es una fundación privada que no percibe recursos, si no tiene sus puertas abiertas”, aclaró Sánchez. A pesar de que Corpoelec ha atendido el caso, no les ha dado certeza de tener la capacidad de reparar la avería porque no tienen los recursos para hacerlo, dijo el jefe de la Unidad de Educación, pues el presupuesto para reponer el cableado robado es de aproximadamente 14.000 dólares.

El sitio donde fue hurtado el cableado está ubicado en Parque Central, fuera de la sede del Museo y está bajo resguardo y responsabilidad de Corpoelec.

El edificio “La conquista del espacio”, donde está el famoso planetario, sí está funcionando y abierto al público. Foto: Stefani Sahuquillo

El personal del museo asegura haber recibido mucho apoyo desde que presentan la falla de funcionamiento. “Eso demuestra que nuestra labor educativa se está llevando a cabo, porque los venezolanos nos conocen y saben la importancia de mantenernos abiertos“, dijo.

Actualmente, están a la espera del informe técnico de la falla, no han acudido a otras instancias, además de la estatal eléctrica, y esperan una solución, porque su mayor preocupación es mantener cerrado un espacio icónico de Caracas y de todos los venezolanos.

“El piano gigante”, emblemático en el área de musicalización, está apagado. Foto: Stefani Sahuquillo
El famoso planeta tierra del primer piso, totalmente apagado. Foto: Stefani Sahuquillo
La molécula de colores, una de las favoritas de los niños, no puede brillar sin electricidad. Foto: Stefani Sahuquillo


LEE TAMBIÉN: 
MUSEO DE LOS NIÑOS NO PRESTÓ SERVICIO POR ROBO DE CABLES



DÉJANOS TU COMENTARIO