Jóvenes hermanos pagaron promesa al Nazareno en la procesión por el casco colonial de Petare

meta_valuw
Un joven camina junto a su hermano de 7 años, por quien paga promesa, tras curarse de un tumor
Un joven camina junto a su hermano de 7 años, por quien paga promesa tras curarse de un tumor. Foto: Francisco Touceiro.

En el marco de la tradicional procesión del Nazareno, que parte desde la parroquia Dulce Nombre de Jesús y recorre el casco colonial de Petare, destacó la presencia de un joven con una gran cruz de madera, que acompañaba a la imagen, junto a otros promeseros que avanzaban de rodillas.

La figura del Nazareno previo a su salida en procesión por el casco colonial de Petare
Centenares de feligreses partieron luego de la misa en la parroquia Dulce Nombre de Jesús, para acompañar la procesión del Nazareno por el casco colonial de Petare. Foto: Francisco Touceiro.
La imagen del Nazareno en el arco de la puerta lateral de la parroquia Dulce Nombre de Jesús, al salir en procesión este miércoles santo
La imagen del Nazareno de la parroquia Dulce Nombre de Jesús, sale en procesión por una de las puertas laterales del templo. Foto: Francisco Touceiro.

El joven, mayor de tres hermanos, iba acompañado por los otros dos, quienes lo ayudaban a cargar la cruz y compartían con él agua y conversaban. El menor, de 7 años de edad, es por quien pagan promesa desde hace cuatro años, tras curarse de un tumor en el pecho, que había puesto en riesgo su vida.


Los tres hermanos realizaron todo el recorrido de la procesión, hasta altas horas de la noche. En algunos tramos, uno de los mayores cargaba al menor, para que descansara y visualizara la procesión desde sus hombros.

Promeseros y creyentes acompañan la procesión del Nazareno, vestido de morado, color que identifica el culto al santo
Jóvenes acompañan la procesión del Nazareno, vestidos de color morado, característico del culto al santo. Al centro, el niño que ayuda a cargar la cruz, paga promesa junto a sus dos hermanos mayores, tras curarse de un tumor en el pecho. Foto: Francisco Touceiro.
Un joven carga una cruz de madera, pagando promesa por un favor recibido del Nazareno, durante la procesión de este miércoles santo en el casco colonial de Petare
Un joven carga una cruz de madera, durante la procesión del Nazareno, que recorrió la noche del miércoles santo el casco colonial de Petare. El joven paga promesa por la sanación de su hermano menor de 7 años, quien tenía un tumor en el pecho. Foto: Francisco Touceiro.
Un joven promesero con su cruz acuestas observa hacia un lado, durante la procesión del Nazareno en el casco colonial de Petare
El mayor de tres hermanos, acompaña la tradicional procesión del Nazareno, por el casco colonial de Petare, pagando promesa por la sanación de su consanguíneo de 7 años de edad. Foto: Francisco Touceiro.
La procesión del Nazareno avanza por las calles del casco colonial de Petare, acompañada por promeresos y feligreses
La tradicional procesión del Nazareno que se realiza cada miércoles santo, recorrió el casco colonial de Petare y contó con la participación de centenares de feligreses. Foto: Francisco Touceiro.
Un niño de 7 años, por el que sus hermanos pagan promesa tras curarse de un tumor en el pecho
El menor de tres hermanos, de 7 años de edad, por quien pagan promesa desde hace 4 años, tras curarse de un tumor en el pecho. El niño va en hombros de uno de sus hermanos mayores. Foto: Francisco Touceiro.
Un joven que paga promesa por su hermano menor, que se curó de una enfermedad, acompaña la procesión del Nazareno, por el casco colonial de Petare
El joven promesero, mayor de tres hermanos siguió la procesión del Nazareno, junto a otros que hicieron el recorrido de rodillas, para pagar favores concedidos. Foto: Francisco Touceiro.
El humo de los sahumerios utilizados en la procesión, genera atmósfera alrededor de la imagen del Nazareno
El humo de un sahumerio agregó atmósfera a la procesión del Nazareno en su periplo por las calles de Petare. Foto: Francisco Touceiro.
Un joven que paga promesa por su hermano menor, que se curó de una enfermedad, acompaña la procesión del Nazareno, por el casco colonial de Petare
Durante el recorrido, los tres hermanos se ayudaron entre sí, compartiendo hidratación, aligerando la carga de la cruz y conversando entre ellos. Foto: Francisco Touceiro.

DÉJANOS TU COMENTARIO