Incendio en refugio de La Yaguara dejó a una familia sin casa

52 familias que viven en el refugio se vieron afectadas por este incidente, que se suma a los graves problemas que cotidianamente tienen en el lugar

263
52 familias, que viven en el refugio, se vieron afectadas por este incidente que se suma a los graves problemas que cotidianamente tienen en el lugar. Foto: Cortesía Laiben Molero

Caracas.- El pasado miércoles 4 de septiembre, desde las 11:00 pm hasta las 3:00 am del jueves, hubo un incendio en el refugio Nueva Jerusalén, ubicado en la calle principal de La Yaguara, frente al supermercado Makro, en el terreno de la Corporación del Gobierno del Distrito Capital.

Laiben Molero, afectado principal, dijo que aún desconocen el origen del incendio, mas saben que está relacionado con el cableado del refugio, que se encuentra en mal estado. El cubículo de Laiben, en donde vivían sus dos hijas y su pareja, fue pérdida total. El resto de las 52 familias del refugio aún están afectadas por el humo y las secuelas del incendio.


LEE TAMBIÉN: 
DUEÑO DE COMERCIO EN PALO VERDE ASEGURA QUE INCENDIO AVANZÓ  POR FALTA DE ACTUACIÓN TEMPRANA



“Perdimos todo, toda nuestra ropa, nuestra casa, nuestro televisor y otros artefactos”, explicó Molero, quien dijo que los bomberos fueron a prestar apoyo, mas no recibieron el respaldo de ningún otro ente.

Un vecino que ayudó a apagar el fuego salió herido y fue llevado a emergencia por los bomberos; afortunadamente, ya está estable. Las condiciones del refugio Nueva Jerusalén son “deplorables y muy precarias” aseguró Molero, quien destacó que las fallas de electricidad y la falta de agua y gas son los principales problemas que azotan a las 52 familias que allí residen.

“Ya estábamos acostados cuando empezó el incendio y lo que vimos fue el techo prendido” dijo Molero, quien explicó que todas las familias que tienen niños pequeños se vieron afectadas por el incidente, ya que el humo ha persistido. El presidente de la Corporación les ha dado materiales para levantar una nueva casa; sin embargo, eso aún no es suficiente. La familia de Molero está compuesta por una niña de 15 años y otra de 6, además de su pareja.

“Hemos ido a todos los organismos competentes y su respuesta siempre es que esperemos; lo que pasa es que tenemos 10 años esperando” dijo Molero, haciendo referencia a la promesa del Gobierno del Distrito Capital, que consiste en conseguir una casa para cada familia del refugio. Carolina Cestari, jefa del Gobierno de Distrito Capital, es la responsable de la gestión de asignar viviendas a los habitantes del refugio. “Ahora estamos en un proyecto, supuestamente. Nos pusieron a limpiar un terreno y vamos a construir unas viviendas, pero no hemos visto resultados,” dijo Molero. 

Laiben Molero y varios de los miembros del refugio son empleados públicos y aún así, no han recibido una respuesta efectiva. En cuanto al gas, anteriormente se lo regalaban y la semana pasada les llegó una comunicación que decía que deben cancelar Bs. 25.000. Molero afirmó que quienes están a la espera de una vivienda están dispuestos a pagar por ella. “Nosotros lo que buscamos es una facilidad de pago u opción de pago, pero estamos dispuestos a pagar. Les pedimos a los responsables que se pongan la mano en el corazón; aquí tenemos 10 años pasando mucho trabajo” completó.

DÉJANOS TU COMENTARIO