Hacienda Santa Teresa cumple 225 años con una historia añejada en resiliencia

En 1796, el Conde Tovar comenzó un legado en los valles de Aragua. Sobre esta tierra que los soldados del ejército realista de José Tomás Boves arrasaron en 1814, hoy, luego de cinco generaciones, se erigen las instalaciones donde se producen multipremiados rones venezolanos

216

El 225 aniversario de la Hacienda Santa Teresa celebra el legado de su gente y la superación de adversidades desde su fundación en 1.796, por el Conde Tovar. Este año no solo es la insignia de una bebida multipremiada proveniente de la caña de azúcar, también refleja una historia añejada en resiliencia.

La historia inició con Panchita Rivas, la mujer que vivió en los Valles de Aragua durante la Guerra de Independencia, cuando los soldados del ejército realista de José Tomás Boves arrasaron con su familia y sus tierras en 1814, pero luego continuó trabajando junto con su esposo de origen alemán, Gustav Julius Vollmer. Cinco generaciones después sigue con Alberto Vollmer, actual presidente de la Hacienda Santa Teresa, quien ve en la institución y sus miembros ‘‘una herramienta de transformación social y fuente de inspiración’’.

El 13 y 14 de octubre se conmemoró la trayectoria de la empresa productora de licor que tiene presencia en más de 90 países del mundo y no menos de 60 reconocimientos internacionales. Lo hizo con dos eventos en la Quinta Esmeralda, municipio Chacao de Caracas.

A estos festejos asistieron clientes de la compañía, embajadores, figuras públicas y periodistas. En la organización estuvo previsto el descarte de contagios de COVID-19 con la aplicación de pruebas de hisopado nasal a cada uno de los participantes, se exigió el uso del tapabocas y entregaron un kit con gel antibacterial.

El presidente de Santa Teresa enfatizó que Venezuela, a pesar de atravesar dificultades económicas, políticas y sociales, cuenta con gente dentro y fuera del territorio que está motivada a cultivar sus conocimientos, fomentar la historia y formar parte de ella. Para Vollmer, ellos integran el reverdecer de la pradera, que ocurrirá si se combina “el esfuerzo sin tomar atajos y asumir la responsabilidad sin delegar a terceros’’. Al final, considera que esto ayudará al país a evolucionar con paciencia.

Alberto Vollmer, actual presidente de la Hacienda Santa Teresa, ve en la empresa y sus miembros ‘‘una herramienta de transformación social y fuente de inspiración’’. Cortesía Dinnelis Vásquez

Descubre lo inesperado

Con una escenografía en forma de cruz, adaptada al isotipo de la marca, música en vivo y actores de la talla de Julie Restifo, quien emuló a Panchita Rívas; y José Manuel Suárez, como Diego, quien representó a un venezolano migrante, comenzó la propuesta teatral Descubre lo inesperado.

La puesta en escena narra, con una cronología los hechos que permitieron crear el ron 1796, que con el paso del tiempo ha acompañado y dado una segunda oportunidad a los connacionales dentro y fuera del país, así como ayudó a la reinserción a la sociedad de quienes cayeron en la delincuencia.

En la obra aparece la comunicadora Valentina Quintero para demostrar el arraigo del venezolano, mientras que Wilkinson Arrieta, Eroy Silva y Marlin Guzmán, enseñan el coraje de empinarse por encima de las dificultades desde el Proyecto Alcatraz, con el rugby como guía.

Orgullo Alcatraz

‘‘Santa Teresa es un proceso constante de aprendizaje como constante es la evolución del añejamiento de 1796 en la bodega de solera’’, sostiene con orgullo Andrés Chumaceiro, director de Negocios y Marca, quien internaliza como un postgrado de vida el conocer a los miembros del Proyecto Alcatraz. ‘‘Sin ellos no habría aprendido a desafiar la adversidad’’, asegura.

Proyecto Alcatraz forma a través de valores, educación para el trabajo, la justicia restaurativa y el rugby a jóvenes y adultos con problemas de conducta. A ese programa que convierte la oscuridad en luz, según Chumaceiro, pertenecen Wilkinson Arrieta, embajador de la fundación y atleta de rugby; y Marielis Palma, expresidiaria y jugadora de rugby.

La frase célebre ‘‘saca el pecho’’ se traslada, desde la perspectiva de Wilkinson Arrieta, al instante en el que debe motivar a los miembros del equipo cuando se enfrentan ante un marcador en contra. Fuera del campo la sensación de valentía y determinación es la misma, la diferencia es que allí debe hacerle frente a los desafíos o pruebas que el destino le pone en el camino, expresa.

Esa disciplina no es únicamente para hombres, por lo que Marielis Palma vio en el deporte que jamás había practicado una oportunidad de crecimiento. Allí se enamoró de los ‘‘valores, la humildad y del trabajo en equipo’’.

José Manuel Suárez interpretó a un venezolano migrante en “Descubre lo inesperado”. Cortesía Dinnelis Vásquez

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.