26.7 C
Caracas
domingo, 29 noviembre, 2020

Guarenas | Vecinos del barrio Alfarería de Cloris esperan gas desde hace dos meses

Denuncian que se han incrementado las afecciones respiratorias debido al uso de leña. "La gente del Clap ni siquiera ha comenzado a cobrar las bombonas, así que no tenemos esperanzas de poder solventar pronto", mencionan los vecinos

-

Guarenas.- Desde finales del mes de agosto, los habitantes del barrio La Alfarería, ubicado en el sector Cloris de Guarenas, en el estado Miranda, no reciben el despacho de las bombonas de gas doméstico.

Este viernes 23 de octubre contabilizaban tres semanas usando leña para poder cocinar y preparar sus alimentos. Niños, adolescentes, adultos y personas de la tercera edad se han visto afectados por el humo de los fogones.

«Vivimos en un sufrimiento continuado. No tenemos gas desde hace tres semanas, estamos sin agua desde hace una semana, la luz la quitan a cada rato y los reales no alcanzan para nada», exclamaba Margot Leal, habitante de esta humilde comunidad.

LEE TAMBIÉN

CLAVES | Por qué no hay luz en Venezuela

Leal detalló que su familia está compuesta por dos asmáticos y una paciente diagnosticada con rinitis alérgica. El uso de los fogones de leña ha afectado a su familia y a varios de sus vecinos.

«En estas últimas semanas me ha tocado salir dos veces con mi esposo trancado a nebulizarlo, porque el humo lo pone mal con el asma. Mi hija, que tiene rinitis, se tupe y no puede respirar», destacó la habitante del sector.

Leal no tiene esperanzas de que le puedan ofrecer una pronta solución al problema de la falta de gas, pues reveló que los representantes del Clap aún no han empezado a cobrar el dinero correspondiente al costo de las bombonas. «Lo único que nos dicen es que tenemos que esperar».

LEE TAMBIÉN

Estos son los horarios que deberán cumplir los nuevos sectores flexibilizados

- Advertisement -

El pequeño barrio La Alfarería se encuentra en la vía que comunica a la Zona Industrial Cloris con la Urbanización Nueva Casarapa. En el lugar es común ver niños y jóvenes reparando la carretera, que tiene huecos enormes, y cada vez que llueve se forma una laguna.

«Ellos llenan los huecos con tierra y la gente que pasa en los carros les da dinero y así se ayudan», comentó Leal en alusión al rebusque de los niños y adolescentes del sector.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado