Gremios de la salud condenan la muerte de cuatro niños que esperaban trasplante medular

Huníades Urbina rechazó que los pacientes con leucemia se compliquen por las condiciones en las que se encuentra el Hospital J. M. de los Ríos e indicó que con los déficits en quimioterapias y antibióticos, las fallas en equipos y la ausencia de reactivos en el banco de sangre "no se están garantizando los tratamientos de primera línea para evitar la mortalidad de los niños"

647
Los médicos están por confirmar una nueva muerte infantil / Foto: Armando Altuve

Caracas.- Gremios de la salud se concentran este lunes en el Hospital J. M. de los Ríos para condenar el fallecimiento de cuatro niños que esperaban trasplantes de médula ósea.

LEE TAMBIÉN: 

MURIÍ CUARTO NIÑO QUE REQUERÍA TRASPLANTE MEDULAR EN EL J. M. DE LOS RÍOS

Huníades Urbina, presidente de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría, señaló que está por confirmarse el fallecimiento de otro niño a la espera de trasplante.

Urbina rechazó que los pacientes con leucemia se compliquen por las condiciones en las que se encuentra el Hospital J. M. de los Ríos e indicó que con los déficits en quimioterapias y antibióticos, las fallas en equipos y la ausencia de reactivos en el banco de sangre, “no se están garantizando los tratamientos de primera línea para evitar la mortalidad de los niños”.

Asimismo, señaló que no hay información sobre el ingreso de medicinas e insumos que coordina la Cruz Roja Internacional, a pesar de que hay centros hospitalarios, como el Hospital Universitario de Caracas, que sí han recibido ayuda.

Urbina cuestionó que no haya un pronunciamiento oficial sobre el aumento de la mortalidad en los pacientes de Hematología del Pediátrico y que el Gobierno no salde la deuda con Italia para permitir que los niños puedan ir a recibir sus trasplantes, y en cambio se dedique a comprar armas.

Las madres de los pacientes denuncian que tienen tres semanas sin quimioterapias por fallas en el aire acondicionado y este aún no ha sido reparado. Además, aseguran que en el Servicio de Hematología hay proliferación de bacterias en las instalaciones, lo que ha comprometido la estabilidad de los niños. Ante esta situación, el centro pediátrico no tiene dotación constante y oportuna de antibióticos de primera línea.

Leidy Ramírez, madre de un hijo con leucemia linfoblástica aguda, denunció que el servicio de Hematología está infectado. Lamentó que los niños se compliquen y mueran por las fallas en el hospital. “Si nos quedamos callados por temor, otro niño morirá. Seguiremos denunciado por la salud de nuestros hijos”, aseguró.

Con información de Armando Altuve

DÉJANOS TU COMENTARIO