Gremio docente seguirá en las calles hasta que el ministro responda a sus exigencias

meta_valxi

Caracas.- Por segundo día consecutivo, educadores del sector público protestaron en Caracas para exigir la reparación completa en la infraestructura de los 27.000 planteles adscritos al ministerio, reivindicación de la profesión docente, cumplimiento del contrato colectivo y la renuncia de Aristóbulo Istúriz, ministro de Educación.

“Hasta que el ministro no dé una respuesta, las protestas no cesarán”, aseguró Edgar Machado, presidente del Sindicato Venezolano de Maestros, en la avenida Universidad, a dos cuadras del Palacio Federal Legislativo, lugar hasta el que pretendían movilizarse para presentar un balance de la situación del gremio ante la Asamblea Nacional.

Foto: Andrés Rodríguez

El lunes 16 de septiembre inició el período escolar 2019-2020 con una reducción en la matrícula escolar de 30 %, según la coordinadora nacional de la Unidad Democrática del Sector Educativo (Udse), Raquel Figueroa, cifra que dista de la ofrecida por Istúriz: incremento de 7,26 %, lo que significa un alumnado de 8.244.053.

Aunque la primera clase sucedió en las calles de 16 estados del país en los que se registraron manifestaciones. En la capital, cerca de 400 docentes reclamaron la reivindicación de su profesión frente al Ministerio de Educación.

La convocatoria terminó luego de dos horas y media de consignas, tambores y palmas y la agresión de guardias nacionales, civiles armados y militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).

Foto: Andrés Rodríguez

Este martes 17 de septiembre, acompañados por representantes del gremio de salud, profesores cumplieron su promesa de volver a salir. Desde que comenzó la concentración, la Policía Nacional Bolivariana (PNB) instaló un piquete en la vía con sentido oeste.

Cuando los educadores intentaron avanzar, los funcionarios a cargo del cuerpo de seguridad explicaron que, por razones de seguridad, era mejor mantener la protesta en un mismo lugar.

Mientras, Machado insistía en que el gobierno de Nicolás Maduro, ahora, y antes con Hugo Chávez, sepulta la educación. “No se puede hablar de calidad educativa”, aseveró.


Reivindicación de la profesión 

Una de las exigencias del gremio es la mejora salarial que, según René Zapata, sindicalista, debe traducirse en una dolarización del ingreso mensual. “Sin dolarización no hay aumento salarial que aguante la hiperinflación”.

Además, demandan la homologación de acuerdo con la experiencia laboral y el desempeño académico de cada profesional.

Foto: Andrés Rodríguez

Un docente de categoría seis, que ha realizado estudios de postgrado y doctorado, devenga un salario mensual de no más de 100.000 bolívares, que no son más de cinco dólares. Machado precisó que solo en pasaje se van 96.000 bolívares. “No tenemos para ir a los colegios. Tampoco para mandar a nuestros hijos e hijas a clases”, reclamó.

Además de la homologación, parte del contrato colectivo son la asignación y renovación de los seguros funerarios y HMC –atención médica-. Rebeca Centeno, jubilada, explicó que ambos servicios, actualmente, no superan los 350 bolívares, monto que representa la mitad de un pasaje en una ruta urbana.

Centeno recordó que el ahora ministro fue un subalterno en algún momento y que ahora cierra las puertas a los maestros. “Él no comparte los principios ni la lucha de los docentes”, manifestó.

También habló de la creación de la Universidad Nacional Experimental del Magisterio Samuel Robinson (Unem), en noviembre de 2018, como parte de la misión Alma Máter.

Foto: Andrés Rodríguez

La docente jubilada dijo que la nueva institución, publicada en Gaceta Oficial N° 415.15, busca desacreditar a quienes se han formado en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (Upel).

Ya en enero de este año, Raúl López Sayago, rector, rechazó el proyecto y aseguró. “Les digo a quienes pretenden crear una universidad del magisterio, que la universidad de los maestros ya existe y se llama Upel».


LEE TAMBIÉN: 

DOCENTES SON AGREDIDOS POR GUARDIAS Y CIVILES ARMADOS DURANTE LA PRIMERA PROTESTA DEL PERÍODO ESCOLAR





Sin infraestructura no hay educación

El jueves 29 de agosto, Nicolás Maduro anunció un plan de rehabilitación en más de 200 planteles, a través de la Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor, nombrado “Una Gota de Amor para mi Escuela en Resistencia”. De acuerdo con Raquel Figueroa, el proyecto funcionó en menos 20 % de las escuelas.

En Filas de Mariche, el colegio en el que trabaja Armary Aranguren desde hace 20 años, fue robado hace 15 días y ninguna autoridad policial ha respondido a la denuncia. “Se llevaron hasta el tanque de agua, imagínate, así cómo podemos atender a los 180 niños y niñas de educación inicial”, manifestó.

A pesar de su vocación, admite: “Ahorita no sé a qué me entrego”. Para sobrevivir vende dulces que ella misma hace y a su hijo de 14 años lo mantiene el papá.

Foto: Andrés Rodríguez


Docentes atendidos por la Asamblea Nacional

Frente al piquete de la policía, Marcia Misler le gritaba a los funcionarios: “Los formadores de ustedes, de sus hijos y de sus nietos. ¿Quiénes serán los médicos, los ingenieros y los policías de este país si no hay docentes preparados?”.

Luego de una hora de protesta y de negociación con la PNB, los efectivos acordaron permitir el paso de un grupo hacia el Palacio Federal Legislativo. René Zapata, Édgar Machado, Belkis Bolívar y Ale Azuaje, docentes, fueron recibidos por las diputadas Amelia Belisario y Milagros Ularte.

Foto: Andrés Rodríguez

Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, le prometió al gremio sostener una reunión con la Comisión de Desarrollo Social Integral y evaluar las exigencias de los educadores.

En el documento se presentaron cuatro demandas: la reivindicación de la profesión y la no inclusión de los maestros exprés; que se reactive y se cumpla el Reglamento del Ejercicio de la Profesión Docente; dotación de insumos para el Programa de Alimentación Escolar (PAE) y la dolarización del salario.

Edgar Machado contó que, al salir, del palacio, un grupo de civiles afectos al chavismo agredió a algunos docentes y a periodistas del medio digital Analítica.

Por ahora, se mantiene la convocatoria de permanecer protestando en las calles y para el miércoles 18 de septiembre, la Federación Venezolana de Maestros ofrecerá una rueda de prensa, luego de una reunión a la que se espera asistan 27 representantes sindicales.

DÉJANOS TU COMENTARIO