20 C
Caracas
sábado, 28 noviembre, 2020

Familias de Santo Niño tienen 15 días esperando que los lleven a un refugio

18 personas quedaron damnificadas el pasado 8 de septiembre, cuando se derrumbó otro grupo de viviendas en el sector Santo Niño de Petare. Esperan que la Gobernación de Miranda les asigne un espacio en un refugio en el que puedan vivir y esperar adjudicación

-

Unas cinco familias del barrio Santo Niño, de El Campito en Petare, tienen 15 días viviendo de la caridad de sus vecinos a la espera de que el despacho de Hábitat y Vivienda de la Gobernación de Miranda cumpla su promesa de irlos a buscar para trasladarlos a un refugio y llevarles a resguardo las pocas pertenencias que lograron rescatar, luego del último derrumbe en esta zona el pasado 8 de septiembre.

José Rojas, uno de los vecinos afectados y cuya vivienda se derrumbó, contó a El Pitazo que se trata de 18 personas, entre ellas siete niños y niñas que se quedaron sin hogar y escucharon las promesas de funcionarios de la Gobernación de Miranda que les aseguraron que irían por ellos en los días siguientes al derrumbe.

Sin embargo, los damnificados siguen esperando, muchos de ellos sin trabajo y sin tener a dónde ir. Siguen en la zona y, hasta el momento, la vocera de la comunidad y encargada de darles respuestas, les ha indicado que no tiene mayor información.

LEE TAMBIÉN

Así viven la nostalgia los caraqueños en la diáspora

Rojas recordó que antes del derrumbe, su familia tenía 15 días esperando que un camión de la gobernación los fuera a buscar para sacarlos de la casa que ya había sido declarada en riesgo. “Teníamos todas las cosas recogidas el día que la casa se derrumbó”, dice este padre de familia.

Él y otras familias, cuyas casas estaban en riesgo y ahora se quedaron en la calle, esperan que las autoridades de Miranda y de la Alcaldía de Sucre cumplan su palabra de ayudarlos, reconocerles algunos de los bienes perdidos e incluirlos en las próximas adjudicaciones.

- Advertisement -

Tania Arellano, otra de las damnificadas del barrio Santo Niño, donde más de 300 familias están en riesgo desde 2019 por un deslizamiento de tierras, indica que no les han dado respuestas sobre la situación y que incluso a ella, que estaba censada para una vivienda, la dejaron esperando.

Los vecinos de esta comunidad piden a las autoridades y particularmente al gobernador Héctor Rodríguez, que no se olvide de la gente de Santo Niño y que los ayude a resolver una situación que ya ha dejado en la calle a 18 familias y que amenaza a más de 300.

LEE TAMBIÉN

Transportistas de Caracas-La Guaira se declaran en paro

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado