22.8 C
Caracas
lunes, 3 agosto, 2020

Expertos advierten posible repunte de deserción escolar tras COVID-19

Con la aparición de la pandemia, se profundizaron problemas existentes en la educación nacional. La brecha tecnológica, acceso a internet y a equipos inteligentes, es una tarea a saldar en el país para controlar la deserción escolar

-

Según el director para la América Latina y El Caribe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), Luis Felipe López Calva, existe en Latinoamérica un alto riesgo de deserción escolar a raíz del COVID-19.

Para este experto, el camino para llegar a la deserción escolar, a pesar de que actualmente se migró a la educación en línea, está a la vuelta de la esquina, aún más en poblaciones de Latinoamérica. «En muchos países, grupos de poblaciones no tienen acceso a este de tipo de mecanismos», agregó.

«El segundo gran impacto de esta pandemia será en la educación«, así lo recalcó López Calva en el curso Periodismo en la pandemia: cobertura de COVID-19 ahora y en el futuro, dictado por el Centro Knigth en mayo de este año.

LEE TAMBIÉn

Sindicato Venezolano de Maestros: «Este año escolar se perdió»

- Advertisement -

Pero, ¿qué es la deserción escolar?

Es el abandono temporal o definitivo de las actividades escolares antes de terminar un grado o nivel debido a diversos factores socioculturales o económicos, según define el Diccionario de Educación (2008) de Editorial Panapo.

Sobre este tema, la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida 2019-2020 (Encovi), en su reciente informe, demostró que en el país hay menos demanda educativa, pues cada vez son menos personas las que asisten a clases.

Según la Encovi, para el período reciente en Venezuela, casi 4 millones de niños no tienen garantía en su derecho a la educación; más de la mitad de la población es más pobre y no termina su formación educativa, cada vez son menos los jóvenes que asisten a la educación media. La principal razón que se registra en este estudio es la condición socioeconómica, que los obliga a retirarse e ingresar al mercado laboral.

Por su parte, el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea), en su informe anual publicado este año, estimaba signos de alarma en el país sobre el tema de la deserción escolar al cierre de 2019.

LEE TAMBIÉN

Nuevo año escolar comenzará el 16 de septiembre con modalidad a distancia

«La situación de la deserción escolar de educadores y alumnos es tan grave que en algunos municipios del país algunas escuelas han sido clausuradas por ausencia de educadores. Es el caso de la escuela básica Leonardo Infante en Maturín, estado Monagas, la cual cerró, igual que la escuela estadal Vitalia Gutiérrez de Rincón en Mérida. Los pocos alumnos que se inscribieron fueron reubicados», reza el documento.

Sin embargo, de acuerdo con la profesora Luisa Pernalete, de Fe y Alegría, es muy pronto para hablar de deserción escolar. Pero sí reconoce que tras la pandemia se han profundizado algunas limitaciones en la educación venezolana preexistentes al COVID-19, tales como, la brecha tecnológica (acceso a internet o a equipos inteligentes) y la necesidad de capacitar al estudiante, familias y al docente para interactuar en la modalidad a distancia de manera efectiva.

Pernalete destacó que en el período de marzo a julio Fe y Alegría atendió a un 80% de sus estudiantes en todo el país. «Haciendo uso de todos los recursos disponibles y sobre todo fortaleciendo el contacto psicoafectivo. El estudiante que se siente atendido se mantiene en contacto», destacó.

La deserción que preocupa a la profesora Pernalete para el nuevo año escolar es la de los maestros, pues han tenido muchas renuncias en los últimos años y cree que para septiembre Fe y Alegría tendrá otras tantas.

5/5 (1)

¿Qué tan útil fue esta publicación?