18.7 C
Caracas
viernes, 9 diciembre, 2022

Especialistas en DD. HH.: Venezuela lidera índice de esclavitud moderna en Latinoamérica

La ONG Centro de Justicia y Paz (Cepaz) estima que por cada mil habitantes hay al menos seis personas que son víctimas de esclavitud moderna

-

En el contexto de emergencia humanitaria compleja que vive Venezuela, se estima que por cada mil habitantes hay al menos seis personas que son víctimas de esclavitud. Esto ubica al país entre los lidera el índice de esclavitud moderna en la región, según expresó Nicole Hernández, investigadora de la ONG Centro de Justicia y Paz (Cepaz).

Esta declaración la ofreció la investigadora durante el Ciclo de Encuentros por la Paz y la Conservación de la Biodiversidad en Venezuela, que inició en Caracas el pasado de octubre y se extenderá hasta el 30 de noviembre. Como parte de este encuentro se presentó el documental Oro de Sangre, que contó con un panel de especialistas en derechos humanos, quienes compartieron sus aportes, denuncias e investigaciones sobre la Trata de Personas y Explotación al Sur de Venezuela.

Migrantes venezolanos caen en la esclavitud moderna mediante redes sociales

Hernández recordó que desde el año 2015 más de 7 millones de personas han tenido que huir de Venezuela debido a la crisis humanitaria. Añadió que «también hay una crisis de migrantes y refugiados, y un contexto de desigualdad de género».

Destacó que en el sur de Venezuela existe contaminación y propagación de enfermedades, explotación minera sin ningún tipo de protección o prevención, conflictos violentos, masacres, asesinatos, desapariciones, amenazas de muerte y persecuciones. Asimismo, explotación laboral, sexual y trata de personas.

Redes desmanteladas

En su intervención, la investigadora de Cepaz informó que se desmanteló una red de trata de mujeres en Anzoátegui. “Las capturaban y las obligaban a mantener relaciones sexuales por un pago de $10″, acotó.

Indicó que otra red de trata de mujeres se desmanteló en el estado Carabobo. “Eran jóvenes entre 13 y 17 años, que las capturaban bajo el engaño de una oferta de trabajo y cuando llegaban eran captadas y trasladadas para mantener relaciones sexuales”, sostuvo.

Hernández precisó que «con las refugiadas ocurre lo mismo, las mujeres salen del país bajo condiciones de vulnerabilidad». Agregó que, de acuerdo a las investigaciones de la ONG, desde enero hasta agosto de este año, de las 400 mujeres venezolanas que cruzaron el Darién, al menos 120 fueron víctimas de abuso sexual. “Es decir, 30% de las mujeres que cruzan el Darién sufren de abuso sexual”, recalcó.

Esclavitud moderna en zonas fronterizas

Por su parte, Eumelis Moya, coordinadora del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab) sede Guayana, señaló que la esclavitud moderna, la trata y tráfico con fines de explotación sexual y laboral son los elementos más predominantes en el estado Bolívar.

“Tenemos zonas fronterizas con Colombia, Guyana, Brasil, Amazonas, Anzoátegui y Apure, lo que hace al estado Bolívar un espacio propicio para hacer origen, tránsito y destino de la trata de personas”, apuntó.

Bolívar | UCAB denuncia explotación sexual de mujeres en campamentos mineros

Moya indicó que «la satisfacción de las necesidades sexuales es parte indispensable del control de lo que sucede en las minas». Agregó que eso lo controlan «los grupos armados, lo que ha traído como consecuencia que se le tenga que pagar a estas personas algún tipo de extorsión por protección».

Subrayó que “en El Dorado hay un grupo de control que exigen las mujeres que cada miércoles se hagan una evaluación por sanidad y que muestre el carnet rosado donde asegure que no es portadora de ninguna enfermedad de transmisión sexual. A las mujeres que les detectan alguna enfermedad no pueden trabajar y se tienen que retirar de la localidad«.

La investigadora también precisó que las mujeres que van a «desempeñarse cocineras o lavanderas a las minas no cuentan con una infraestructura para el ejercicio del trabajo doméstico, lo que las obliga a exponerse a condiciones ambientales devastadoras”.

Moya también destacó que la migración a las minas deja familias fragmentadas. «Hay un número significativo de niños, niñas y adolescentes dejado atrás en condición de abandono porque sus padres se van a trabajar a las minas. Esto genera otro ciclo, porque son niños que son explotados laboralmente”, agregó.

Con información de nota de prensa

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a