En calles de Caracas coincidieron votantes que buscan un cambio y muchos abstencionistas

Las plazas, centros comerciales y demás espacios públicos de Caracas se llenaron de ciudadanos que ejercieron el voto y salieron a compartir en familia o de compras y los que decidieron obviar el proceso electoral porque ya no creen en un cambio posible por esa vía

251
Algunos caraqueños reafirmaron no creer en las instituciones del Estado y en los resultados del proceso. Foto: Bárbara Rodríguez

Rafael Peraza tiene 60 años y vive de lo que le paga algún transeúnte por las manualidades que crea a partir de objetos reciclables. A veces duerme en la calle porque no tiene cómo pagar la pensión donde vive y otros días solo come pan con cambur para sobrevivir. Lo primero que hizo este hombre este domingo, 6 de diciembre, fue ir a votar.

“El único deber que tenemos es el de votar y creo que es importante ser agentes de cambio y saber que el día de votar es el único día en el que somos los que mandamos. El día en el que vuelven las esperanzas”, argumentó Peraza su decisión de participar en los comicios para elegir a los diputados a la Asamblea Nacional por el periodo 2021-2026.

LEE TAMBIÉN

Primer balance de la oposición: sólo ha participado el 2.7% del Registro Electoral

Mientras buscaba compradores en el bulevar de Sabana Grande para sus animalitos hechos de alambre y piedritas, el señor Peraza insistía en que no juzgaba a quienes decidieron no votar, pues cree que se trata de una decisión personal. Pero insistió en que es una forma de lograr la pluralidad en las decisiones que afectan a todos los venezolanos.

En Sábana Grande los vendedores ambulantes destacaron que preferían trabajar que votar en las parlamentarias

En contraste, Alexander Iglesias y Robert Mora, vendedores ambulantes en la misma zona, aseguran no tener ningún tipo de interés en participar en las parlamentarias o en cualquier otro proceso electoral. “El voto a mí no me interesa porque si no trabajo, yo no como”, comentó Iglesias. Su amigo Mora lo completó con la idea de que “para qué vamos a votar si eso te lo roban”.

Los jóvenes vendedores dijeron que ninguno de sus compañeros vendedores ambulantes fue a votar este domingo, pues todos prefirieron aprovechar la activación de las compras navideñas para llegar temprano al bulevar y tener oportunidad de hacer más dinero.  

La concurrida zona de la capital en la que comercian estos vendedores lucía con colas en tiendas y personas paseando o comprando. Quienes decidieron no salir a votar, apostaron por un domingo en familia.

Fotos Bárbara Rodríguez

Es el caso de Frank Rodríguez, un electricista del interior del país que se vino a Caracas por trabajo y no ha cambiado aún su centro de votación porque considera que no es necesario. “No he hecho el cambio y la verdad no quería votar porque el país está mal y aquí si no trabajas no comes, por eso hay que concentrar los esfuerzos en eso y no en cosas que uno no puede solucionar”, dijo.

Otras familias optaron por ir al Paseo Los Próceres a disfrutar y hacer ejercicios. Algunos luego de haber votado, y otros decididos a no hacerlo. “Me parece más importante estar con mi familia, con mis hijos porque voten o no voten todo está igual. ¿Entonces para qué?”, se preguntó Andrea Labrador, vecina de El Valle.

Zuly Millán, otra vecina de El Valle, sí apostó por el voto. Para ella, no votar significa ceder un derecho que es garantía de democracia: “Después vienen las quejas y los problemas, pero si no somos parte del cambio no podemos pensar en soluciones”.

Fotos: Bárbara Rodríguez

Las colas en los supermercados también dejaban ver a ciudadanos que votaron muy temprano y de forma rápida y posteriormente se fueron de compras. Muchos coincidieron en que la participación en sus centros fue mínima y de allí la rapidez en el proceso.

LEE TAMBIÉN

AN pide a parlamentarios del mundo rechazar resultados del 6D

Claudio Guzmán y Mercedes León son esposos, votan en centros distintos, pero decidieron cumplir con su deber por responsabilidad, aunque se mostraron sorprendidos con lo vacío que encontraron sus centros de votación. “La participación es cero, más si se compara con eventos anteriores”, dijo Guzmán.

Como ellos, Freddy García, vecino de Petare, aseguró que, con más de 60 años, acudir a un proceso electoral consiste en una costumbre que los venezolanos no pueden obviar dentro de sus responsabilidades, incluso aunque consideren que el proceso está viciado.

Fotos: Bárbara Rodríguez

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.