23.3 C
Caracas
miércoles, 12 junio, 2024

Comicios en la UCV: una fiesta electoral frustrada por retrasos e inconsistencias

Miles de personas se acercaron el viernes 26 de mayo a la UCV para votar, pero regresaron a sus hogares cansados, decepcionados y acalorados, después de haber pasado más de siete horas en fila. Ahora, deberán esperar hasta el 9 de junio para ejercer ese derecho

-

Caracas-. La decepción de los votantes era palpable en las afueras de la Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela (UCV). La tensión reinaba entre los estudiantes que solo buscaban la manera de ingresar hasta el lugar donde se reunía el Consejo Universitario (CU), que ya había decidido suspender unas elecciones históricas que enfrentaron varias trabas y tendrán un nuevo capítulo el próximo 9 de junio. 

El grupo solo quería llegar al sitio donde se reunía el CU para exigir que se les dejara ejercer su derecho al voto y elegir el reemplazo de las autoridades vigentes. Entre forcejeos y empujones, más de 40 jóvenes atravesaron el cuerpo de seguridad e ingresaron al CU, donde exigieron la renuncia de la rectora actual, Cecilia García Arocha.

Para ello, rompieron al menos dos puertas de vidrio, se montaron en la mesa de la sala de reuniones y profirieron gritos contra García Arocha, Amalio Belmonte, secretario de la UCV; Carlos Martín, presidente de la Comisión Electoral, y contra los demás miembros del CU. 

En gritos, irrupciones y violencia terminó la jornada electoral en la UCV | Foto: Katherine Dona

¿Qué problemas afectaron a estas elecciones?

Según la candidata a decana de la Facultad de Medicina, María Eugenia Landaeta, en la reunión del miércoles 24 de mayo del CU, la Comisión Electoral señaló que todo el material estaba listo y sin ningún problema. Sin embargo, un día después surgió el primer obstáculo cuando se mojaron algunas de las cajas, debido a unas filtraciones en el lugar donde las tenían almacenadas.

Este hecho no fue notificado por la Comisión Electoral, órgano que incluso en sus redes sociales informó que habían logrado salvar las boletas electorales y comenzó la cuenta regresiva para la jornada electoral, que estaba prevista para este viernes, en un horario de 8:00 am a 6:00 pm

Las fallas de la Comisión Electoral de la UCV que pusieron en jaque las elecciones

Pero no fue sino hasta las 7:59 am cuando el ente comicial decidió cambiar el horario debido a inconvenientes, anunciando que la nueva hora sería entre las 9:00 am y 8:00 pm, algo que tampoco se cumplió porque algunas personas solo pudieron votar después de las 10:05 am y en algunas facultades. 

El también candidato a rector de la UCV, Amalio Belmonte, reconoció que la demora se debía a que las boletas se habían mojado y las estaban imprimiendo nuevamente. También se mostró contento por la cantidad de personas que asistió a votar.

Una de las primeras egresadas en votar en la Facultad de Ciencias fue Ana Luna, quien llegó a las 5:00 am a la fila que hicieron los votantes. Tras ejercer su derecho, señaló con entusiasmo que el proceso era muy rápido. Así como ella, cientos de electores llegaron temprano a sufragar para luego retirarse a cumplir con sus compromisos.

“Estoy contenta de que podamos actuar como se debe y de renovar para darle una nueva visión a la universidad del futuro”, dijo a El Pitazo.

Reencuentros y fiesta electoral frustrada 

Pese a las largas horas en filas, en la UCV se respiraba un ambiente de fiesta tras más de 12 años de moratoria electoral. Colegas se reencontraban y abrazaban con euforia al rememorar sus años universitarios; eso era parte de lo que se vivía en los pasillos de la casa que vence las sombras. 

Muchos aprovechaban para charlar mientras las horas pasaban y seguían lejos los parabanes destinados para tachar los óvalos de la boleta electoral. Casi al mediodía, y aún sin la esperanza de que la fila avanzara, una gran cantidad de electores se negaba a retirarse sin ejercer su derecho a votar.

Candidatos a rectores se sienten burlados por la comisión electoral de la UCV

 

Entretanto, otro de los candidatos a rector, el médico Enrique Lopéz Loyo, denunciaba que, a esa hora, el proceso no había iniciado en la Facultad de Medicina, lo que, a su juicio, era consecuencia de trabas en la distribución del material electoral y demostraba que la logística no funcionó.

“La Facultad de Medicina tiene 60 % de la votación de la universidad”, afirmó López Loyo. Asimismo, indicó que debido a la dilatación en la entrega del material electoral muchas personas se estaban retirando a sus hogares, con la promesa de regresar horas después, pero sin ninguna certeza. 

El testimonio de López Loyo fue respaldado por Jesús Medina, presidente de la Federación de Centros Universitarios de la UCV, quien enojado y preocupado señaló que la mayoría de los profesores de las diferentes facultades no había podido votar por falta de papeletas electorales. En ese momento adelantó que la jornada no iba bien. 

Miembros de la comunidad universitaria hicieron largas filas para votar | Foto: Katherine Dona

No fue sino hasta las 12:00 pm que el presidente de la Comisión Electoral, Carlos Martín, reconoció que enfrentaban varios problemas, como el hecho de que parte del material se había mojado por las filtraciones en la quinta Silenia.

También dijo que contaban con menos de la mitad del personal que integraba el ente comicial (que antes estaba integrado por 11 y en ese momento eran 5) y que ya el personal se encontraba cansado por todo el trabajo que había realizado en los últimos 5 días.

Prometió atender estos problemas y continuar con las elecciones hasta que el último votante en las filas ejerciera su derecho. Sin embargo, las horas pasaban y, mientras todavía un gran número de electores se mantenía en las filas, otros se retiraban molestos, agotados, acalorados y entristecidos por la situación.

Martin reconoció que el padrón electoral superaba en 1.175 %, los registros electorales que ha manejado, pues habían sido de unos 20.000 solo del claustro profesoral, mientras en estas elecciones podían participar 235.000 personas, entre egresados, empleados administrativos y obreros, profesores y estudiantes de pregrado.

Comisión Electoral suspende votaciones en la UCV por fallas técnicas

El anuncio de la suspensión 

No fue sino hasta 2 horas después, a las 2:30 pm, cuando la Comisión Electoral reunida con los candidatos decidió suspender las votaciones. Hasta entonces, muchas de las filas habían avanzado muy poco debido a la falta de las boletas. 

Pese al retraso de más de siete horas, la razón que llevó a la suspensión de las elecciones fue la grave inconsistencia en el material electoral, luego de ser entregado a las subcomisiones electorales, lo cual repercutió desfavorablemente en el desarrollo de la elección. 

Miguel Alfonzo, aspirante a rector, destacó que el material electoral estaba incompleto y mezclado con un listado de profesores y estudiantes, lo que hacía tediosa la ubicación del votante. “Aquí tenía que haber explicaciones porque burlaron y engañaron a la UCV completa y al país. Montaron una planificación desde enero y llega hoy y no estaba planificado”, añadió.

Alfonzo indicó que 80 % de las mesas estaban cerradas minutos antes de suspender la elección y calificó como fracaso la jornada electoral, de la cual exigió explicación sobre los gastos realizados.

Simón Bolívar, secretario de Cultura de la FCU-UCV, también denunció que las cajas electorales llegaron con boletas mezcladas e indicó que la fecha tentativa para las nuevas elecciones sería el próximo 9 de junio. 

Un anuncio que fue confirmado por el presidente de la Comisión Electoral, Carlos Martin, horas después en la reunión con el Consejo Universitario. Asimismo, la Comisión Electoral aseguró que investigarán responsablemente estos hechos.

La situación desató la molestia de los estudiantes de las diferentes escuelas de la UCV, quienes se movilizaron hasta la Facultad de Medicina, donde cantaron: «No al sabotaje de la Comisión», “fuera la Comisión de la universidad”, “fuera Cecilia de la universidad”, “queremos elecciones”, “Si ella no renuncia, la vamos a botar”, “- Humbero José – Angrisano (secretario de la Comisión Electoral) responde, el ucevista no se esconde”, entre otras consignas. 

La UCV renovará a sus autoridades en medio de unas elecciones inéditas

El alumnado también pidió más respeto por las convocatorias electorales, por la población egresada que asistió masivamente a votar pese a sus condiciones de salud, edad y lo difícil que le fue trasladarse hasta la Ciudad Universitaria, incluso desde otros estados.

Para la candidata a decana María Eugenia Landaeta, las elecciones debieron suspenderse la noche del jueves al conocer que las boletas se habían dañado por las filtraciones de la quinta Silenia. Mientras tanto, Lopéz Loyo lamentó que esta jornada fallida afecte la confianza del electorado ucevista.

La UCV se despidió así de una convocatoria electoral en la que muchos miembros de su comunidad salieron de sus casas felices a ejercer su derecho al voto, pero regresaron decepcionados, molestos y desgastados por las trabas y demoras que debieron enfrentar.

Ahora, la Comisión Electoral debe hacerle frente a una nueva planificación electoral en 15 días, en medio de la desconfianza por la primera jornada y una comunidad ucevista que pide la renuncia a sus cargos de las actuales autoridades.

El retraso y las inconsistencias en el material dañaron la fiesta electoral de la UCV | Foto: Katherine Dona

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a