El servicio sin importar las condiciones es la premisa de los bomberos

Actualmente los bomberos universitarios cuentan con una ambulancia y un carro -de cuatro- en funcionamiento. Cuando no tienen estas herramientas operativas, usan bicicletas, motos, carros particulares o incluso van a pie si la emergencia en dentro de la universidad

245
"Nuestra mística de ser voluntarios y esas ganas que tenemos de ayudar, nos facilita llevar a cabo las operaciones, aún cuando las condiciones son precarias" dijo Antonio Febres, Segundo Comandante del cuerpo de Bomberos Universitarios | Foto: Stefani Sahuquillo

El 20 de agosto se celebra el Día del Bombero en Venezuela, debido a que en 1972 se realizó el Primer Congreso Bolivariano de Bomberos, en Maracaibo. Anteriormente se celebraba el 17 de febrero, porque ese día era el aniversario de la Tercera Asamblea del Consejo Superior de Jefes de Bomberos de Venezuela, sin embargo este Consejo desapareció y posteriormente se llevó a cabo el Congreso.

El Ministerio de Relaciones Interiores, mediante la Coordinación Nacional de Bomberos, y el Colegio de Bomberos de Venezuela son los cuerpos que concentran a los bomberos de nuestro país, incluso al cuerpo de bomberos de la Universidad Central de Venezuela (UCV), quienes trabajan de forma voluntaria.

“Todos los bomberos, tanto los municipales como los de la universidad, nos mantenemos unidos para darle respuesta a la comunidad a pesar de todo lo que estamos pasando” afirma Antonio Febres, segundo comandante del cuerpo de Bomberos Universitarios, quien tiene 37 años de servicio voluntario.

Esta institución se creó el 10 de marzo de 1960 y tiene como premisa la calidad humana de quienes conforman el cuerpo, “en cualquier lugar en donde haya un bombero universitario, hay alguien ayudando de alguna forma a esa comunidad, eso es lo que nosotros formamos” destacó Febres.

Ramar Montaño, primer comandante del Cuerpo de Bomberos, explicó que es abogado de profesión y que todo su tiempo libre lo dedica a ser voluntario en el cuerpo de bomberos. “Todos los bomberos debemos trabajar para subsistir, una condición para ser bombero es ser graduado o estar estudiando en la universidad” dijo Montaño. Los miembros del cuerpo se turnan de manera que siempre hay alguien en la estación dispuesto a prestar servicio, a cualquier hora del día y en cualquier día del año.

El horario de atención de este cuerpo es los 365 días del año y las 24 horas del día, explicó Reinaldo Velasquez, gerente de operaciones de Bomberos Universitarios con 26 años de servicio. Velasquez destacó que incluso cuando la Universidad Central de Venezuela estuvo un año cerrada, en el gobierno de Rafael Caldera, el cuerpo de bomberos fue la única institución que se mantuvo en el campus prestando servicio a toda la comunidad.

En el 2016 contaban con una nómina de 132 funcionarios, hoy son 72, lo que significa que ha habido una reducción de casi un 50% en la cantidad de bomberos. El Gerente atribuye esta reducción a la crisis del país, mientras que Febres explica que son cada vez menos los que quieren formarse como bomberos porque no perciben un ingreso económico.


“Nuestra mística de ser voluntarios y esas ganas que tenemos de ayudar, nos facilita llevar a cabo las operaciones, aún cuando las condiciones son precarias” dijo Antonio Febres, Segundo Comandante del cuerpo de Bomberos Universitarios. Foto:
Stefani Sahuquillo


Los bomberos universitarios prestan servicio en toda el área metropolitana y en las instalaciones y dependencias de la UCV a nivel nacional, hay otra estación de bomberos universitarios en el estado Aragua. “A donde nosotros podamos llegar, allí estaremos prestando el apoyo” dijo Velasquez, “además de eso nuestra relación con el resto de cuerpo de bomberos es sumamente amigable y cuando necesitamos de ellos para atender un caso también están disponibles” completó Febres.

La inseguridad en el campus y sus alrededores y la falta de servicios como la comida son las cosas que más han afectado a la captación de nuevos bomberos, dijo Febres. Entre los principales problemas de operatividad en el cuerpo está la falta de equipos y las fallas en los vehículos, sin embargo “la falta de equipos ha aumentado la cantidad de estrategias y tácticas que aplicamos para resolver los problemas” dijo el segundo comandante.


Hay un deterioro principalmente en la flota de vehículos, aseguraron los bomberos entrevistados. Foto: Stefani Sahuquillo

Actualmente los bomberos pueden mantenerse por la ayuda de los miembros del cuerpo que están fuera del país. Los bomberos están desplegados en toda América, desde Canadá hasta Argentina, hay en España, Portugal y Alemania y son ellos los que han aportado económicamente lo necesario para seguir funcionando.

“Los bomberos UCV que están fuera del país continúan atentos de lo que ocurre en la institución y, a su vez, siguen haciendo la diferencia a través del voluntariado” dijo Reinaldo Velasquez.

Además, con el objetivo de aumentar su cantidad de ingresos, los bomberos están ofreciendo un plan vacacional para todo el que quiera tomarlo, sin necesidad de que sea hijo de algún miembro del cuerpo de bomberos. En el plan ofrecen clases de rapel, nudos, cómo apagar incendios, primeros auxilios y todo lo relacionado a su labor ajustado a la edad de los más pequeños. Es desde 8 años hasta los 16 y aún hay cupos disponibles. El costo varía entre 60 y 70 dólares y toda la información está en su cuenta de Instagram @evenbomberosucv.


 El plan vacacional se desarrolla en las instalaciones del cuerpo de bomberos en la UCV | Foto: Stefani Sahuquillo

DÉJANOS TU COMENTARIO