El Metro: el después de la gran solución para Caracas

Para el momento de su inauguración el valor del boleto era de 3 bolívares (con un dólar a 4,30 de los bolívares de antes, de níquel), que representaría un aumento en la calidad de vida de los caraqueños. Actualmente el valor es uno de los más bajos en comparación con otros sistemas ferroviarios de América Latina

307
Metro de Caracas / Foto: Archivo

Caracas.- El Metro de Caracas, el sistema de transporte que transformó a la capital de Venezuela, cumplió, entre penas y glorias, 37 años de funcionamiento este jueves, 2 de enero.

Conozca los datos más curiosos y cómo a través del tiempo se ha transformado y deteriorado el sistema de transporte que otrora fue un símbolo de modernismo con el que presumían los lugareños ante los visitantes de la ciudad metropolitana.

LEE TAMBIÉN

Metro de Caracas sopla 37 velitas: cuando la gran solución se convierte en pesadilla

En 1983, cuando fue inaugurado, el sistema ferroviario solamente contaba con la Línea 1, que comprendía apenas 8 estaciones. Actualmente el Metro de Caracas cuenta con 5 líneas operativas que comprenden un total de 51 estaciones.

El primer tramo inaugurado por el presidente Luis Herrera Campins, dato ignorado en los audios de El metro te conecta a la historia que difunden en los deteriorados altavoces de las estaciones, tenía una longitud de 11,5 kilómetros. Actualmente alcanza 70,5 kilómetros que abarca más de 150 sectores, en su mayoría del centro de Caracas.

Los usuarios destacaron que son pocas las personas que cumplen con las normas que se exigen en las instalaciones del Metro de Caracas. Foto: Griselda Acosta

En condiciones normales, los vagones tienen una velocidad de 90 kilómetros por hora. Sin embargo, la falta de mantenimiento y poca pericia del personal operativo, generan hasta 180 fallas por día, según los datos registrado por la ONG Familia Metro. Esto se traduce en el retraso en su funcionamiento.

Para el momento de su inauguración el valor del boleto era de 3 bolívares (con un dólar a 4,30 de los bolívares de antes, de níquel), que representaría un aumento en la calidad de vida de los caraqueños. Actualmente el valor es uno de los más bajos en comparación con otros sistemas ferroviarios de América Latina. El costo del primer boleto equivaldría a 0,000003 bolívares (pasando por el bolívar fuerte y el soberano).

Según la Gaceta Oficial Extraordinaria 6.457, publicada el 23 de mayo del año pasado, el costo del boleto es de 40 bolívares. Aunque el nuevo pasaje significa un incremento de 4.000%, los expertos aseguran que el costo no cubre los gastos operativos y de mantenimiento del sistema.

Desde finales del año 2017, el Metro de Caracas se mantiene libre para el acceso de los usuarios y solo de vez en cuando y de modo aleatorio cobran el acceso. Esto también ha contribuido al deterioro de su infraestructura, pues no se obtiene suficiente dinero y esta realidad se traduce en falta de mantenimiento.

El Metro le imponía unas normas de comportamiento al ciudadano, quien al ingresar en cualquier estación se adecuaba a unas líneas de urbanidad. Hoy, en cambio, ese sistema de transporte puede ser el equivalente del caos. La buhonería, por ejemplo, superó la mendicidad en los vagones. Ya no solo se sube el que pide con un récipe médico o muestra sus males, o el que imita y canta en la búsqueda de una «ayudita» de los pasajeros; ahora tasan en dólares la comercialización de chocolates colombianos y dulces brasileños o caramelos de coco de fabricación casera. En los últimos 20 años esta realidad ha marcado la tendencia en cada viaje de Propatria a Palo Verde, o de El Silencio a Zoológico o Las Adjuntas y de Plaza Venezuela a La Rinconada.

Hasta la orquesta Billo’s Caracas Boys compuso en los años setenta la guaracha El Metro. Pasados 37 años no se llegará temprano a casa porque en cualquier estación, antes del destino elegido, es frecuente que manden a desalojar y usar el transporte superficial, que también está deteriorado.

Aunque el costo del pasaje por traslado en los viajes del Metro de Caracas siempre fue mayor que el de las camioneticas y carritos por puesto, hoy en día es el más barato y deficiente. Los vagones sin aire acondicionado y sin capacidad para movilizar a la gran cantidad de usuarios que los demandan, crea el caos a toda hora. Pueden pasar hasta 20 y 40 minutos para que llegue un vagón después de que otro se ha ido.

En 1983 Venezuela se convirtió en el sexto país americano en construir una red de metro, y para 1991 el Metro de Caracas era reconocido como el sistema de transporte más limpio y ordenado del mundo. Esto ha cambiado radicalmente, y en la actualidad el sistema se encuentra colapsado, con decenas de trenes fuera de servicio y una vía férrea deteriorada, según denuncian los trabajadores.

Con información de La Tienda Venezolana y Runrun.es

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación 3.6 / 5. Votos: 5

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

DÉJANOS TU COMENTARIO