Educadores de Guarenas-Guatire rechazan desmejoras y migración de nómina al sistema Patria

A través del movimiento Educadores en resistencia, los docentes adscritos a la Gobernación de Miranda y el Ministerio de Educación denunciaron atropellos laborales y la eliminación de los beneficios del seguro HCM y pagos previstos en otras cláusulas contractuales

161
Docentes hicieron un pronunciamiento a las afueras de la zona educativa del eje Guarenas-Guatire, en la Villa Panamericana | Foto: Lidk Rodelo

Guarenas.- Sueldos de entre tres y cuatro dólares al mes, persecuciones por los reclamos de sus derechos, eliminación del seguro HCM y pagos que no se ajustan a la realidad económica del país fueron las denuncias que hizo un grupo de docentes este jueves, 12 de agosto, frente a la zona educativa del eje Guarenas-Guatire del estado Miranda.

Docentes agrupados en el movimiento Educadores en resistencia también calificaron como un atropello más la migración de la nómina al sistema Patria. «Nuestra fecha de pago son los 10 y los 25 de cada mes. Esta vez cobramos hoy 12 de agosto, un sueldo de miseria. Cada día estamos peor desde que llegó Héctor Rodríguez a la gobernación. Nos sentimos humillados, maltratados», exclamó a El Pitazo la profesora Lismar Origüén, vocera de Educadores en resistencia.

Por su parte, la docente jubilada Carmen Rivero, también argumentó que reciben una bolsa de comida en mal estado que les es descontada de su sueldo. «Necesitamos un bono de alimentación y no esto, que son productos de mala calidad y en mal estado», refirió.

Dos de las docentes indicaron que sus sueldos fueron congelados y se encuentran en modalidad de suspensión por reclamar sus derechos, amparados por los respectivos sindicatos.

«Este gobierno nos enseñó a no vivir ni depender de ese sueldo miserable y aprender otros oficios. Pero igual yo sigo siendo docente y siempre voy a reclamar mis derechos. No me voy a reincorporar hasta que no me garanticen las condiciones mínimas para desempeñar mi trabajo«, apuntó la profesora Deisy Pérez, quien durante su intervención indicó que el pago del servicio funerario que les cancela la gobernación no le alcanzó ni para comprar una corona en 2020, cuando falleció su madre, también educadora.

Los docentes aseguraron que se mantendrán exigiendo sus derechos, principalmente la discusión de las cláusulas del contrato colectivo para lograr beneficios y que los sueldos estén acordes a la realidad económica que vive el país.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.