27 C
Caracas
viernes, 14 agosto, 2020

Docente denuncia impedimentos de movilización en Guarenas por radicalización de cuarentena

El ver que quiero continuar trabajando, quiero hacer las funciones que me corresponden, pero cada día hay más limitantes, hacen el camino más difícil”, manifestó la profesora Nur Zúñiga

-

Guarenas.- Además de impedir la movilidad de vehículos de un municipio a otro, la radicalización de la cuarentena por el COVID-19 ha representado un obstáculo para los docentes, quienes, a pesar de la modalidad de trabajo a distancia deben desplazarse a sus lugares de trabajo para corregir tareas y asignaciones.

Tal es el caso de la profesora Nur Zúñiga, quien es docente activa del Ministerio de Educación y miembro de la directiva de un colegio privado en Guarenas, estado Miranda. La docente de 54 años de edad y con afecciones crónicas de salud denunció a El Pitazo que la radicalización de la cuarentena, establecida desde hace cuatro semanas en la entidad se ha convertido en otro obstáculo para cumplir con el trabajo.

LEE TAMBIÉN

Guayana | Educadores solicitan dolarización de salarios para nuevo año escolar

Las limitaciones en el transporte público y las alcabalas para desplazarse dentro del municipio son los principales desafíos descritos por la profesional de la educación. “Paso horas para llegar a mi trabajo”, destacó la maestra que reside en Zumba, parte alta del sector El Tamarindo, donde comienza la carretera vieja hacia Petare. Allí se instala una alcabala para impedir el paso hacia Caracas de quienes no porten salvoconducto y quieran evitar los puntos de control de la Autopista Gran mariscal de Ayacucho.

“Tengo un sentimiento que se describir, no sé si es rabia, impotencia, cansancio o tristeza. El ver que quiero continuar trabajando y hacer las funciones que me corresponde, pero cada día hay muchas limitantes, hacen el camino más difícil”, describe la docente afectada.

Agregó: “cuando están fuertes las restricciones me toca caminar desde lo más alto de Zumba para llegar a Guarenas. Yo soy una persona de 54 años, tengo artrosis en las dos rodillas y en el brazo derecho. No puedo estar caminando ni hacer ese tipo de esfuerzos y sin embrago lo he hecho, para cumplir”.

Zúñiga resalta que así como la salud, alimentación y funcionarios públicos, la educación también debe ser incluida dentro de los sectores priorizados para permitir la movilización hacia los planteles educativos dos o tres veces por semana, para revisar y corregir las tareas o asignaciones escolares.

¿Qué tan útil fue esta publicación?