Dirigentes sociales denunciaron tala indiscriminada de árboles en la plaza Bolívar de San Francisco de Yare

508
Según el Ejecutivo local, los árboles que adornaban la plaza Bolívar estaban enfermos l Foto: Juan Aponte

Dirigentes sociales, comunales y políticos califican como un crimen ecológico y patrimonial la tala de centenarios y frondosos árboles que daban sombra y adornaban la plaza Bolívar de San Francisco de Yare, en el estado Miranda.

“Cortaron un cedro y un árbol de tamarindo atentando contra la flora, lo cual es repudiado por los habitantes de las 93 comunidades del municipio”, aseguró el líder social, Robin Ricardo Briceño Rodríguez.

El dirigente comunal hizo mención a la violación de la Ley de Protección y Defensa del Patrimonio Cultural e hizo un llamado a las autoridades para que se sancione al alcalde Salvador Medina, por emprender estas labores, y a los concejales, por hacer silencio ante este delito.


LEE TAMBIÉN: 

TALARON 100 ÁRBOLES PARA CONSTRUIR PARQUE DE AGUA EN MARACAY

Por su parte, el ex alcalde de la entidad, Carlos “Curry” Machado, consideró que esta deforestación es el daño más grave que se hace contra la plaza Bolívar de Yare, fundada en 1926.

Machado mencionó que fueron cortados árboles de mamón, mango y tamarindo. “Valdría la pena saber si esta tala está permitida por el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente y Agua”, acotó.

“No hay crimen ecológico”

Al ser consultado sobre estas denuncias, el alcalde Salvador Medina aseguró que para estas labores hubo razones de peso. El mandatario local argumentó que tal decisión se basó en un estudio realizado conjuntamente con el Ministerio del Ambiente, el cual arrojó que los árboles, por su antigüedad, habían cumplido su ciclo de vida y ponían en riesgo a la colectividad, ya que estaban enfermos.

También recalcó que los arbustos oprimían tuberías de aguas blancas, utilizadas para el riego de los jardines y esta situación terminaría perjudicando a vecinos y comerciantes ubicados adyacentes a la plaza Bolívar.

De igual manera aclaró que los árboles podados fueron tamarindo, caña fistula y acacio rojo, “que no son especies protegidas”.

“Nosotros decidimos reforestar con bucares negros y araguaney adultos que no causan daños y embellecen el espacio, de igual manera se ornamentará con grama, 100 plantas de plumerías, 100 cafetos rojos y blancos, garbancillos e ixoras”, acotó.

DÉJANOS TU COMENTARIO