Diablos danzaron en Naiguatá y Yare pidiendo por la sanidad de Venezuela

Las cofradías de Yare (Miranda) y Naiguatá (Vargas) coincidieron en el orden y control de los promeseros, con el fin de no ser focos de contagio para el COVID-19. La manifestación, que cuenta con una declaratoria de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, aprovechó la víspera de Corpus Christi, para pedir por la salud de los venezolanos

127
La diablada de Yare recibió el permiso y la bendición para danzar por parte del párroco Francisco “Pancho” Mijares l Foto: cortesía Miguel Ortega

Por: Nadeska Noriega / Rossana Batistelli

Las calles que rodean la iglesia de Pueblo Arriba, en la población de Naiguatá, estaban resguardadas por funcionarios policiales y militares. Los accesos demarcados por rompe tráficos, que dejaban en claro que la celebración se circunscribía a los espacios y horarios acordados con las autoridades regionales y municipales.

A mediodía sonó el tambor del Cajero Mayor y la diablada de Naiguatá comenzó su rito de víspera de Corpus Christi, este miércoles 2 de junio. Una celebración atípica, pues solo se permitió la danza, el bautizo y el pago de promesas en las áreas que rodean la plaza Bolívar de Pueblo Arriba, por medidas de bioseguridad. Igual solo se le dio acceso a los promeseros y a los medios de comunicación que cubrían la tradición.

En Naiguatá, el Cajero Mayor Elio Iriarte guió la celebración de la víspera de Corpus Christi | Foto Cortesía Cruz A. Sojo 

Algo similar ocurrió en Yare, en el estado Miranda, donde la víspera contó con custodia de organismos de seguridad y una diablada controlada, para evitar ser señalados como foco de contagio del COVID-19. Lo que también fue coincidente en ambas manifestaciones fue el motivo de pedir o agradecer: la sanidad del pueblo venezolano y la erradicación del coronavirus.

“Recibimos por segundo año consecutivo un permiso especial para celebrar nuestra tradición. Es por ello que debemos ser conscientes y no exponernos y cumplir con las medidas de bioseguridad. Hoy damos gracias por la vida, porque muchos no están hoy aquí y le pedimos al Santísimo Sacramento que nos proteja y erradique el virus”, dijo el presidente de la cofradía litoralense, Efrén Iriarte.

En Naiguatá, el Cajero Mayor Elio Iriarte guió la celebración de la víspera de Corpus Christi | Foto Cortesía Cruz A. Sojo 

En Naiguatá, 26 nuevos promeseros fueron bautizados. Niños de entre cuatro y siete años, se unieron al pago de promesas y fueron iniciados en la diablada.

Para este jueves, la celebración central iniciará a las 9:00 am con una celebración eucarística en la iglesia San Francisco de Pueblo Arriba y concluirá con la visita de los altares, que serán colocados en calles aledañas a la edificación eclesiástica.

Curiosos se quedaron fuera del espacio autorizado para celebrar la diablada en Naiguatá, como parte de los acuerdos entre la cofradía y las autoridades | Foto Cortesía Cruz A. Sojo 

LEE TAMBIÉN

Valles del Tuy | Diablos de Yare danzarán bajo estrictas medidas de bioseguridad

Fin de la pandemia 

En horas del mediodía de este 2 de junio, los cófrades de los Diablos de Yare, en los Valles del Tuy, estado Miranda, recibieron el permiso para danzar en el marco de las fiestas de Corpus Christi 2021

A las puertas del templo parroquial San Francisco de Paula, los promeseros, con mascarillas para protegerse del COVID-19, fueron bendecidos por el párroco Francisco “Pancho” Mijares, para luego iniciar un recorrido que incluyó la plaza del indio Yare, la escuela Chacao, los sectores El Empedrado y El Progreso, la Plaza Monumento a los Diablos Danzantes de Yare y la Cruz del Calvario, donde fueron dispuestos altares. 

Promeseros consultados por El Pitazo señalaron que este año, al igual que el anterior, el fin de la pandemia es una de las principales peticiones al Santísimo Sacramento. “En estos momentos lo más importante es la salud de todos”, destacó Ernesto Herrera, presidente de la Cofradía de los Diablos de Yare.  

Los actos centrales se realizarán este 3 de junio -nueve jueves después del jueves Santo- bajo medidas de bioseguridad. A las 10:00 am se oficiará la misa solemne a puerta cerrada. Al concluir la ceremonia religiosa se iniciará el recorrido del Santísimo Sacramento por los ocho grupos de comunidades establecidos para efectuar la danza por parte de los promeseros y dar fe de que el bien siempre triunfa sobre el mal. No se permitirá el acceso de promeseros de un sector a otro. 

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Súper aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.