28 C
Caracas
lunes, 21 septiembre, 2020

De uno a tres niños por aula: así se vivió el inicio de clases en Caracas

-

Este lunes, 16 de septiembre, inició el  año escolar 2019-2020 y en Caracas la jornada estuvo marcada por la ausencia. El bullicio normal y el río de camisas rojas y blancas que se dejaba ver en años anteriores, no se notó, pese a que desde el Ministerio de Educación, Aristóbulo Istúriz, aseguró que la matrícula escolar ascendió a 8.244.053 niños y niñas, lo que equivale a un incremento del 7.26% con respecto al periodo anterior.

Salones completamente vacíos, otros pocos con uno, tres y hasta diez niños fue lo que El Pitazo encontró en un recorrido realizado este lunes en diversas escuelas públicas dependientes del Estado en el este, oeste y centro de Caracas. Directiva de diversas escuelas nacionales coincidieron en que la falta de estudiantes en este primer día de clases fue aún más grande de lo que habían previsto y de lo que se acostumbra en esta vuelta a clases.

Prueba de ello fue el ambiente de la Unidad Educativa Nacional Martínez Centeno, ubicada en la urbanización Santa Eduvigis, del este de Caracas. En el centro educativo solo asistieron cinco niños de los más de 300 que esperaban para la jornada matutina.

Los maestros reportaron asistencia de uno o tres niños por salón | Foto: Andrés Rodríguez

La institución de dos plantas lucía desierta y solo se ubicaba a dos pequeños, que este lunes arrancaban primer grado, ayudando a arreglar una cartelera en medio de un salón con las sillas recogidas sobre las mesas y a otros tres echando agua a las matas sembradas en la escuela.

Alba Carvajal, subdirectora del plantel, indicó que la matrícula escolar es de 647 estudiantes divididos en los dos turnos y que para este momento están inscritos la mitad de los estudiantes. En cuanto a la asistencia del grupo profesoral, aseguró que fue casi completa, salvo la ausencia de una docente que se reportó enferma y de otra que manifestó que se sumaría a la protesta denominada “salvemos la educación”, convocada por los grupos sindicales del gremio educativo.

La directiva de distintas instituciones no reportó la asistencia de “maestros insurgentes” en las escuelas públicas | Foto: Andrés Rodríguez

Otras instituciones educativas como la Unidad Educativa Nacional “El Llanito” prepararon a sus estudiantes, pero se vieron obligados a suspender los actos de recibimiento, ante la ausencia de los estudiantes. En esta escuela,  la directora Reina Simonelli, informó que pese a que los 60 estudiantes del colegio asistieron, solo recibieron en total a unos 30 muchachos de los 350 que esperaban para el turno matutino.

LEE TAMBIÉN

Gremio docente se declara en paro nacional el primer día del período 2019-2020
- Advertisement -

“Tengo 26 años de servicio y es primera vez que veo una matrícula de asistencia tan baja, pero la respuesta es la situación. Hay mamas que quieren que sus hijos vengan arregladitos, con todos sus útiles y cuando no los tienen no los mandan… Como la situación está tan difícil creo que esa podría ser una razón de la falta de tantos niños a las aulas”, comentó la profesora Simonelli.

Los docentes se quejaron del mal estado de los planteles educativos y de la poca asistencia | Foto: Andrés Rodríguez

Más hacía el centro de la ciudad, en Quebrada Honda, instituciones como la Escuela Experimental Venezuela reportaron una asistencia del 35%. En la unidad educativa, donde cursan estudios 1.788 estudiantes de primaria, la maestra Peggy Carrillo, una de las docentes del centro, reportó haber recibido 20 de los 35 pequeños de su curso de primer grado. “Todos, menos dos  niños trajeron su desayuno y sus cuadernos y los docentes estuvimos todos presentes y los que no ya tenían otros maestros suplentes”, indicó la especialista.

“Para nosotros la asistencia fue normal. Contamos con 300 alumnos de 1.079 estudiantes inscritos y tuvimos apoyo de recreadores de Chamba Juvenil y de otras instituciones del Ejecutivo para el recibimiento, además de los consejos comunales”, explicó Omaris Abreu, directiva de la Unidad Educativa Nacional Miguel Antonio Caro, en la avenida Sucre de Caracas.

La docente destacó, además, la presencia de 72 de los 76 educadores de la plantilla escolar que maneja esta institución integral. Puntualizó que toda la semana contarán con el apoyo de organizaciones populares para iniciar las clases y trabajar en el proceso de adaptación de sus niños.


En muchas escuelas siguen inscribiendo estudiantes, pues los representantes no acudieron en las fechas estimadas | Foto: Andrés Rodríguez

En Coche, la escuela Carlos Delgado Chalbaud, recibió este lunes 37 niñas y 38 varones, pese a tener un registro de 1.200 estudiantes. Araní Ascanio, subdirectora encargada de la institución, destacó que muchos representantes apenas están acudiendo al centro educativo para inscribir a sus hijos, lo que ha dificultado el arranque del año escolar, según dijo.

Sin “maestros insurgentes”

De seis escuelas visitadas este lunes por El Pitazo, solo en “El Llanito” reportaron la presencia de una persona de Chamba Juvenil capacitada por el  Plan Maestros Insurgentes de la Zona Educativa de Distrito Capital, con el respaldo del Ministerio de Educación, con el que brindan una capacitación 450 horas académicas para introducir en las aulas a quienes la reciban.

La maestra Simonelli aseguró que a la escuela acudió una persona que se identificó como parte de este programa y le pidieron volver con toda su documentación para ser insertada en el programa escolar. “Yo siempre he pensado que el maestro no se hace, nace. Entonces, si esos jóvenes tienen verdadera vocación van a poder dar clases y seguir su preparación”, opinó la docente.

Foto: Andrés Rodríguez

Sin embargo, otros docentes se oponen al reemplazo de maestros preparados durante años en universidades por personas capacitadas mediante cursos. “Pienso que eso es una burla al ejercicio de la profesión docente y no se debería permitir. Los padres no deberìan aceptarlo porque los maestros tenemos la vocación y los principios éticos y morales para que ahora nos vengan a hacer esto”, indicó Rosana Urrieta, docente de primer grado con 11 años de experiencia.

La maestra sumó a está problemática la de la crisis actual que describió al decir que  “los niños no tienen para el pasaje, los padres no están ganando bien, las escuelas tienen tres años que no se pintan y los maestros estamos en una situación muy difícil, nuestro sueldo no da para incorporarse alegremente al año escolar”.

Al respecto, Raquel Figueroa, dirigente de la Unidad Democrática, sector educativo, puntualizó que la matricula escolar se redujo 30% al finalizar el periodo escolar anterior, en julio de 2019 y que las causas asociadas son la incapacidad para cubrir las meriendas escolares y la dificultad de movilización hacía los centros educativos.

Con este panorama deben lidiar niños y representantes que solo procuran educación, tal como lo expone Yesenia Colina, representante de la Escuela Experimental Venezuela, quien asegura que “la educación ahora corre por cuenta de los padres en casa también y mucho más porque con tanto maestro ausente y mal pagado, no podemos hacer nada”.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado