Crónica | Jornada electoral sin ley seca: así lució Petare

El poco flujo de votantes en la parroquia de Petare, específicamente en el sector Fechas Patrias, le permitió a los milicianos comerse un helado mientras, como hacen usualmente, impedían tomar fotos a la instalación

225
En los centros electorales de Petare la afluencia de electores fue baja | Foto: Andrea Garofalo

Caracas.– Este 21 de noviembre, la tarde en la parroquia Petare lucía alborotada, no precisamente por los comicios electorales para elegir a gobernadores, alcaldes, legisladores regionales y concejales. Al contrario de los centros de votación, que lucían con poca afluencia de votantes, en la ruta de Fechas Patrias la gente se concentró en la calle a beber cerveza, sin prestarle mayor atención a la ley seca. Repartían sopas y llevaban a los niños a distraerse en los parques o plazas más cercanas.

Con un sol inclemente los niños correteaban en el parque de la plaza El Cristo, ubicada en la redoma de Petare | Foto: Andrea Garofalo

Bajo un sol inclemente, los niños correteaban en el parque de la plaza El Cristo. Apenas eran las 2:38 pm y los padres veían a los pequeños divertirse. Más de uno comentaba los logros y fallas del gobernador actual de Miranda. A pocos metros de la U.E.N. Dr. José de Jesús Arocha, uno de los tres centros electorales principales de Petare, los presentes en el parque validaban entre ellos el valor de votar.

‘‘Ese parque siempre está lleno, pero hoy mucho más’’, comentó a El Pitazo una señora de unos 50 años de edad que se acercó al colegio a ejercer su voto en compañía de dos familiares. Para ella sí era esencial sufragar. Para su suerte, allí no había cola, ni funcionarios de seguridad que estuvieran amedrentando a la ciudadanía como fue el caso de agresión a dos representantes de Transparencia Venezuela en Lara por unos 20 motorizados en el centro electoral Pinto Salinas de Barquisimeto. ‘‘Fue rápido, no tardé ni 10 minutos’’, subrayó.

En dos instituciones del sector Fechas Patrias, el Colegio Consuelo Navas Escobar y el Luisa Cáceres, permanecían en las afueras de los centros no más de 10 individuos. El poco flujo de votantes le permitió a los milicianos comerse un helado mientras impedían, como de costumbre, tomar fotos a la instalación. Los guardias nacionales que los acompañaban portando armas largas, no le daban mayor relevancia al cumplimiento de la ley seca, aunque los habitantes caminaran por las calles con una botella del oso en la mano a las 2:53 pm.

También el ‘‘Mercadito’’ de Petare tenía los comercios activos. Los vendedores de ropa, alimentos y puestos de comida continuaron con sus actividades laborales habituales, la gente continuó haciendo sus compras y resolviendo sus prioridades de alimentación.

El ambiente electoral prevalecía en las zonas en las que el aspirante a la gobernación de Miranda, David Uzcátegui, transitaba con una caravana de motos. Ninguno de sus acompañantes cargaba implementos de bioseguridad, iban pegaditos, saludaban a la gente y se retiraban a otro sitio a repetir el proceso. Así fue su paso por la Unidad Educativa Rafael Napoleón Baute y la U.E.N. Dr. José de Jesús Arocha.

El aspirante a la gobernación de Miranda, David Uzcátegui, transitaba con una caravana de motos en la parroquia de Petare | Foto: Andrea Garofalo

Por su parte, Héctor Rodríguez, quien busca la reelección en la entidad mirandina, ejerció su derecho al voto en la ciudad de Río Chico. El mayor reto de este candidato oficialista es la credibilidad de su gestión, puesto que los usuario en redes sociales han manifestado durante la campaña que en el estado sigue reinando la inseguridad.

Ya a las 3:24 pm los transeúntes habían dejado de lado el interés por los comicios, pues dedicaron las últimas horas del día a conversar en los banquitos de las plazas Altamira y los Palos Grandes. Al igual que en la mañana, no hubo tráfico en la ciudad de Caracas. Muy tranquilo pese a las megaelecciones en las que se renovarán todos los cargos ejecutivos y legislativos de las 23 entidades federales así como el de los 335 municipios del país.

Foto: Andrea Garofalo

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.