21.7 C
Caracas
martes, 4 octubre, 2022

Choferes mirandinos emplean hasta tres días para surtirse de gasolina

Funcionarios de la Guardia Nacional desestiman a trabajadores con salvoconducto y los obligan a hacer colas por gasolina de hasta ocho kilómetros, según denuncian los afectados

-

Rosanna Battistelli | Pola Del Giudice | Miranda

Entre siete y ocho kilómetros se extendía el 1 de abril la cola para surtirse de combustible en la estación de servicio La Auxiliadora, ubicada en la recta de Las Minas, municipio Los Salias, del estado Miranda, donde cada día aumentan las denuncias de arbitrariedades cometidas por los funcionarios que tienen el control del servicio.

Para los residentes de la subregión altomirandina, los salvoconductos y credenciales que los identifican como trabajadores del sector salud o medios de comunicación social no son válidos. “Aquí todos hacen su cola, así que vaya hasta el lugar donde llega”, le replicó un funcionario de la Guardia Nacional a una bioanalista que labora en un centro clínico privado y necesitaba surtir de combustible su vehículo para dirigirse a su guardia en Carrizal.

Bomberos y otros trabajadores de la salud recibieron la misma respuesta que la bioanalista. Los castrenses los mandaban a ubicarse al final de la cola. Este jueves, 2 de abril, también se formó una larga cola; sin embargo, en ninguna de las dos estaciones de servicio de la subregión altomirandina, la ubicada en la recta de Las Minas (en Los Salias) y La Matica (en Guaicaipuro), hubo despacho.

LEE TAMBIÉN

Dirigentes denuncian que falta de gasolina afecta a sectores prioritarios en Carabobo

«Trabajo en el ambulatorio de La Rosaleda (ambulatorio militar de San Antonio de los Altos) y hoy cumplo tres días sin ir porque no tengo gasolina. Creo que lo lógico sería dar prioridad real», exigía José Medina este 2 de abril mientras hacía nuevamente la cola.

Igual situación se genera en la estación de servicio La Matica, en Los Teques, donde todos los días la larga fila de vehículos se extiende entre cuatro y cinco kilómetros. «Trabajo en Protección Civil y vivo en Los Teques. Tenía guardia desde temprano y aquí estoy en esta cola, a pesar de tener salvoconducto», se lamentó Ricardo Blanco, mientras que otros conductores aseguraban tener tres días esperando para llenar el tanque.

Colas kilométricas en el Tuy

Conductores públicos y particulares de la subregión de los Valles del Tuy también están preocupados por la falta de gasolina. En las únicas estaciones a donde está llegando combustible, las colas son kilométricas y se colapsan los alrededores.

Tanto en la bomba ubicada en la redoma La Silsa (Charallave), como en la situada en Quebrada de Cúa (municipio Urdaneta) y en el sector Tomuso (municipio Independencia), los choferes tardan media mañana esperando para surtir los tanques de sus vehículos y la mayoría regresa a casa sin lograr su cometido, según denunció el vecino Carlos Cordero.

LEE TAMBIÉN

FOTOGALERÍA | Petare: largas colas de gasolina y compras reducidas

Cordero, quien tiene un supermercado, dijo además que la distribución del combustible no está siendo equitativa. Aseguró que los funcionarios militares encargados de organizar la cola favorecen a sus amigos, entre otras irregularidades. «Estando en la cola observé a efectivos policiales echándole gasolina dos veces a una misma patrulla en menos de media hora», precisó.

Entre tanto, los conductores del municipio Lander se quejaron porque desde hace más de dos semanas no llega combustible a esta localidad. Los trabajadores del volante afirmaron que la falta de gasoil les impide trabajar. «Y si no laboramos, no tenemos cómo llevar el sustento a nuestros hogares», dijo uno de ellos.

A través de un contacto radial, el alcalde de Ocumare, Genkerve Tovar, informó el 31 de marzo que en los próximos días será habilitada una gasolinera en el municipio Lander, pero aclaró que solo estará al servicio de ambulancias, patrullas y vehículos que trasladen médicos y alimentos. «Quien no tenga que andar en la calle, no tiene que estar haciendo cola para echar gasolina», acotó.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a