27.8 C
Caracas
martes, 23 abril, 2024

Activistas Lgbtiq+ se encadenan a la Defensoría por la despenalización de la homosexualidad

“Que nadie sea dejado atrás”, “Venezuela no es Catar” y “¡Matrimonio igualitario ya!” son los lemas de los tres activistas que se encadenaron a las afueras de la Defensoría del Pueblo para exigir que se respeten los derechos de las personas que se identifican con la comunidad Lgbtiq+

-

Caracas.- Tres activistas de la comunidad Lgbtiq+ se encadenaron este lunes, 21 de noviembre, en las inmediaciones de la Defensoría del Pueblo, ubicada en la plaza Morelos de Caracas, para solicitar la despenalización de la homosexualidad en Venezuela —mediante la derogación del artículo 565 del Código de Justicia Militar— y además leyes que respalden el matrimonio igualitario y el respeto por la identidad de género.

Bajo los lemas “Que nadie sea dejado atrás”, “Venezuela no es Catar” y “¡Matrimonio igualitario ya!”, estas tres personas están dispuestas a pasar días y noches a las afueras de este importante organismo encargado de velar por los derechos de la población venezolana. 

El grupo está integrado por Koddy Campos, Javier Echeverría y Paul Martucci, y reclaman que el defensor del pueblo, Alfredo Ruiz, los atienda y les dé una respuesta oportuna a sus demandas. 

Echeverría, una persona con discapacidad, contó a El Pitazo que su caso es complicado porque es doblemente discriminado, por ser homosexual y por estar en una silla de ruedas. 

“Ya basta de que estos temas no se toquen porque necesitamos derechos de verdad para las personas de la comunidad Lgbtiq+ y las personas con discapacidad porque son vulnerados al no tener accesibilidad a ningún tipo de trabajo o un sistema de salud”, señaló Echeverría, mientras se preparaba para pasar varias horas en la plaza Morelos. 

Trabas para cambiarse el nombre

Paul Martucci, quien es una persona transexual y el fundador de la plataforma digital Transcendiendo Fronteras, denunció que los organismos públicos del país ponen trabas a las personas que desean cambiarse el nombre y los remiten de un ente a otro.

Hay compañeros trans que van a los registros civiles y no los dejan pasar, entonces no tienen pruebas sobre estos hechos”, sentenció Martucci. 

A su vez, Richell Briceño, activista defensora de los derechos humanos, rechazó que el defensor del pueblo no se haya pronunciado en defensa de los derechos humanos de las personas transexuales, homosexuales o que forman parte de la diversidad sexual y, por eso, advirtió que la única manera de levantar su protesta es que atiendan sus demandas. 

El activista de la comunidad Lgtbiq+ de Venezuela, Koddy Campos, rechazó que Venezuela sea uno de los 68 países del mundo donde se penaliza la homosexualidad con cargos de uno a tres años, según lo que establece el artículo 565 del Código Orgánico de Justicia Militar.

“Nosotros queremos decirle a la gente que tú puedes ser como tú quieras y puedes amar a quien quieras y eso no puede ser sinónimo de ir preso, de ser perseguido, de no tener derechos y por eso estamos aquí”, dijo Campos. 

“No es posible que en nuestro país exista una misión para la defensa de los animales (perros y gatos) y las personas Lgtbiq+ no tengan nada. Ya estamos cansados de no tener una respuesta del Estado”, puntualizó Echeverría. 

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a