Comerciantes e industriales del Tuy denuncian que el Seniat los tiene al borde de la quiebra

La obligación de adquirir o reformar máquinas fiscalizadoras pone en peligro la estabilidad económica de los negocios, según dijeron los afectados

286
A juicio de Orlando Pérez la medida es inviable debido a las fallas de la infraestructura de servicios l Foto: Samuel Bandes

Representantes de la industria y el comercio de los Valles del Tuy manifestaron su preocupación por la obligación de adquirir o reformar máquinas fiscalizadoras ordenada por el Seniat, ya que atenta contra la estabilidad económica de los negocios.

El tema fue debatido en un encuentro en Ocumare del Tuy donde asistieron miembros de la Cámara de Comerciantes, Industriales y Afines de Charallave (Coinchar), de la Asociación Civil Red de Comerciantes Preventivos de Ocumare del Tuy y de la Cámara de Comerciantes e Industriales del municipio Independencia.

Los líderes empresariales analizaron la Providencia Administrativa del Seniat 0141, que establece las normas relativas a máquinas fiscales sobre elaboración de facturas, la cual prevé, en los numerales 4 y 10 del artículo 15, la obligación que tiene el contribuyente de cambiar o modificar sus máquinas fiscales para incorporarles memoria de auditoría, dispositivo de captura y transmisión de datos.

En un comunicado conjunto destacan que la medida implica forzar a cada comercio formal del país (sin importar tamaño, ni lugar, menos rentabilidad) a comprar unas máquinas fiscales, cuyo costo supone un gasto en dólares (1.000 a 2.000), imposible de asumir de forma casi inmediata.

Aseguran que en un sondeo, los comerciantes manifestaron que la medida administrativa es impracticable y perniciosa y aseguraron que se irán a la quiebra por los altos costos de los dispositivos exigidos por el Seniat.

Orlando Pérez, presidente de la Cámara de Comerciantes, Industriales y Afines de Charallave (Coinchar), opina además que la medida es inviable, debido a las fallas de la infraestructura de servicios. “Eso lo padecemos con el Internet y el servicio de electricidad, que constantemente presentan averías y ello afectaría la transmisión de los datos fiscales”, apuntó.

LEE TAMBIÉN
Comerciantes de Charallave proponen rescatar idea de mancomunidad en los Valles del Tuy

De igual forma  advirtió sobre la presión que significa para los jóvenes emprendedores. “Impide la creación de nuevos negocios, debido a que quien desee iniciar un comercio tendría que tener, además de capital de trabajo, dinero para comprar las máquinas y dotarse de una planta eléctrica que en estos tiempos es costosa”, acotó.

Los comerciantes e industriales de los Valles del Tuy acordaron  apoyar la posición de Consecomercio y Fedecámaras en el sentido de pedir la suspensión de la medida e instaron a José David Cabello, titular del Seniat, a “dialogar y concertar para beneficiar a todos”.

Agregan que ningún “comerciante ha dicho que no quiere pagar impuestos, al contrario, desean mantener la formalidad como garantía de crecimiento y compromiso con el país. De hecho, el Seniat publica, durante varios años, un récord tras otro en recaudación impositiva. Eso no fuese posible sin comercios que pagan sus impuestos”. Añaden que si hasta ahora se registra una recaudación positiva no se justifica este nuevo mecanismo fiscal.

DÉJANOS TU COMENTARIO