26.2 C
Caracas
lunes, 19 abril, 2021

CLAVES | Tres muestras del acelerado deterioro de la UCV

Con casi 300 años de haber sido fundada; la pandemia por el COVID-19 no es el único problema de la UCV, pues los reportes de algunas de las personas que visitan la casa de estudio, muestran los daños en las infraestructuras, así como robo de placas y presencia de personas en situación de indigencia en los al rededores

-

Caracas.- La Ciudad Universitaria de Caracas, sede de la Universidad Central de Venezuela (UCV), fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad en el año 2000 por la Unesco, sin embargo, quienes recorren el campus suelen notar con preocupación que se va deteriorando aceleradamente.

Con casi 300 años de haber sido fundada; la pandemia por el COVID-19 no es el único problema de la UCV, pues los reportes de algunas de las personas que visitan la casa de estudio, muestran los daños en las infraestructuras, así como robo de placas y presencia de personas en situación de indigencia en los al rededores.

Caída del techo

La caída del techo en la pasarela en la Facultad de Humanidades y Educación de la UCV, ocurrida en junio de 2017, exteriorizó la precaria situación por la que pasaba la universidad.

Ese año, el gobernante, Nicolás Maduro, se comprometió a recuperar la infraestructura y ordenó al ministro de Educación de ese momento, César Trómpiz, a trabajar en conjunto con la rectora de la casa de estudios para resolver el problema.

LEE TAMBIÉN

Investigador de la UCV: “La educación pública vive su peor momento”

Robo de placas

El 13 de diciembre de 2016, a plena luz del día, frente a un puesto de seguridad, la placa dedicada a Belinda Álvarez, en la Escuela de Trabajo Social, también fue violentada.

@FCIzquierda

El busto en honor al doctor José María Vargas que se encontraba en la Facultad de Medicina también fue víctima de la delincuencia, pues a la escultura le fue robada la placa de bronce que la identificaba, en enero de 2017.

Foto: Nelson Lehman

Robo de rejas

- Advertisement -

Luego de la caída del techo, ocurrida en 2017, en el pasillo de Ingeniería pusieron unas rejas para proteger a quienes pudieran pasar por allí, estas fueron robadas, lo mismo pasó con los brazos mecánicos en la entrada de los estacionamientos.

La presencia de personas en situación de indigencia también es algo que genera preocupación en la comunidad.

Foto: Nelson Lehman
Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado