21.1 C
Caracas
lunes, 30 noviembre, 2020

CLAVES | Conoce los casos recientes de abusos policiales en las colas de gasolina

Desde que se agravó la situación de la gasolina durante la pandemia por el COVID-19, en Venezuela se han conocido casos en los cuales funcionarios de distintos cuerpos de seguridad del Estado han cometido abusos contra usuarios de gasolineras

-

Caracas.- La escasez de gasolina en el país ha originado que quienes deseen surtir de combustible los tanques de sus vehículos pasen hasta dos días en colas y más. Las largas colas que se forman en las estaciones de servicio son custodiadas por efectivos policiales, los cuales en muchas ocasiones no cumplen con sus funciones correctamente.

LEE TAMBIÉN

Bolívar | Un muerto y un militar herido dejan trifulcas en colas por gasolina

En Venezuela, desde que se agravó la situación de la gasolina durante la pandemia por el COVID-19, se han conocido casos en los cuales funcionarios de distintos cuerpos de seguridad del Estado han cometido abusos con usuarios de gasolineras.

A continuación El Pitazo te recuerda y resume algunos de los casos que se han reseñado en nuestro portal web:

  • Este miércoles 28 de octubre, un funcionario de la policía municipal de San Diego, en el estado Carabobo, de apellido Ramírez, agredió físicamente a una mujer, cuando la ciudadana lo grababa con su celular y le reclamaba que no le permitía surtirse de combustible. El policía luego de mediar palabras con la señora le golpeó el celular. Por este hecho se pronunció el alcalde del municipio San Diego, León Jurado Laurentín, quien exigió a la dirección del cuerpo policial que se le abra un expediente sancionatorio al funcionario.
  • El 3 de septiembre en Mérida, funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) retiraron las placas de vehículos que estaban en una cola en la Avenida Los Próceres de la ciudad, para poner gasolina la siguiente semana. El hecho quedó registrado en un video y en fotografías que circularon por redes sociales, cuya veracidad, ubicación y fecha fueron confirmadas por El Pitazo.
  • «Conductores de vehículos que están en este momento en cola para surtirse de gasolina en la Av. Los Próceres, de la ciudad de Mérida, denuncian el atropello del que son objeto por funcionarios de la PNB a bordo de una unidad Jeep chasis largo, placa P062. Están quitándoles la placas a los vehículos sin ningún tipo de orden, así que alertamos a las autoridades para ponerle un alto al abuso de estos funcionarios y aplicar las sanciones correspondientes», afirmaba un mensaje enviado por WhatsApp el 3 de septiembre.
  • En Tinaco, estado Cojedes, el 20 de agosto un grupo de personas encabezado por Denis Ávila, que tenía una semana en cola, reclamó a funcionarios de la Guardia Nacional (GN) porque estos informaron que se había acabo la gasolina y tenían una cola paralela para aquellos que iban a surtirse pagando en dólares. Ávila fue la vocera de ese grupo, quien pagó las consecuencias de ese reclamo y por lo que estuvo cuatro días presa; fue golpeada y abusada física y psicológicamente.
  • El 5 de mayo en San Carlos, Cojedes, conductores que se encontraban en la estación de servicio La Shell, denunciaron que fueron obligados a retirarse de la cola que hacían por funcionarios de la Guardia Nacional (GN). Aseguraron que llevaban más de una semana en espera de poder llenar sus vehículos. Los afectados calificaron el hecho de abuso de autoridad y un atropello a sus derechos ciudadanos. Carolina Rodríguez, quien se encontraba en la cola, dijo que estaba cansada de abusos por parte de la guardia: «Llegaron y nos estacionaron una grúa, el que no se fuera le remolcaban el carro».

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado