19.7 C
Caracas
martes, 24 mayo, 2022

Cicpc maneja otras dos posibles identidades de hombres asesinados en La Bonanza

Nelson Ardila, de 37 años de edad, y Gerardo Galaviz (67) regresaban el 12 de septiembre de Caracas a Coloncito, en el estado Táchira, y después de las seis de la tarde sus familiares perdieron comunicación con ellos

-

Valles del Tuy.- El estado de carbonización que presentaban los once cadáveres encontrados en el relleno sanitario La Bonanza, de Charallave, el pasado 4 de noviembre, ha dificultado las labores de identificación por parte de las autoridades.

Sin embargo, las denuncias formuladas por familiares de personas desaparecidas hacen suponer a las autoridades quiénes fueron las posibles víctimas, a propósito de que todas se desplazaban por la Autopista Regional del Centro (ARC).

La mañana de ayer parientes de Nelson Ramiro Ardila Nuñez, de 37 años de edad, y Gerardo Galaviz (67) esperaban información en la morgue de Bello Monte, en Caracas, sobre si alguno de los cuerpos hallados pertenecía a sus deudos.

LEE TAMBIÉN

CUERPOS POLICIALES NO DESCARTAN LOCALIZAR MÁS CADÁVERES EN LA BONANZA

De acuerdo a lo narrado a El Pitazo, Ardila y Galaviz entregaron un pedido de carne en el mercado de Mesuca, Caracas, el pasado 12 de septiembre, y en la tarde partieron rumbo a Coloncito, municipio Panamericano, del estado Táchira.

Ardilla viajaba con Galaviz en un camión marca Chevrolet, color blanco, placas A57BV5D, que le prestó un cuñado para que trabajara y el cual transformó para instalarle un enfriador.

El hombre, quien tiene dos hijos de 4 años y dos meses de nacido, era camionero y el 11 de septiembre hizo su segundo viaje hacia la ciudad capital, a donde llegó a la una de la tarde del día siguiente, con su amigo Gerardo Galaviz.  

De acuerdo a las investigaciones adelantadas por el Cicpc, la última conexión del teléfono de Ardila fue a las 6:30 pm en la vía de Tazón. Una hora antes había conversado con su hermana, a quien le comunicó que estaba despachando la carga y se regresaría a casa.

Entre tanto, la última conexión del celular de Galaviz fue a la altura del Aeropuerto Caracas en Charallave, de acuerdo a los datos que maneja la policía científica.

Al igual que los familiares de Ardila y Galaviz, los parientes de Jhonny Rafael Ascanio Ruiz, de 43 años, y Carlos Luis Rodríguez Triviño (32) están esperando los resultados de las pruebas antropológicas.

LEE TAMBIÉN

CINCO CASOS DE DESAPARECIDOS LLEVARON AL CICPC HASTA LA BONANZA

La desaparición de Ascanio y Rodríguez fue la primera denuncia que recibió el Cicpc. Ambos se trasladaban en un camión NPR, blanco, placas A32AO0N, el 11 de septiembre. Salieron de los Altos Mirandinos con un cargamento de pollo que entregaron en El Llanito, municipio Sucre del estado Miranda. Tras consignar la carga, no se supo más de ellos.

Carlos Eduardo Méndez (40) y Ricardo Molina (43) figuran igualmente en la lista de desaparecidos. La noche del 2 de octubre se trasladaban en un camión marca Ford, placa A26AL8R, color gris plata. Uno de ellos se comunicó con un familiar para decirle que habían cenado en Paracotos, estado Miranda, e iban a tomar carretera para llegar a casa en el estado Mérida.

El paradero de Jhonny Barquero, su hijo Jhosmael Barquero (16) y Yoel Serve también es incierto. A las 8:30 pm del martes 22 de octubre, los tres hombres iban por la Autopista Regional del Centro, sentido Caracas-Miranda, en un camión Chevrolet, Isuzu, color blanco, placa A59AN1K, desde Caracas hasta Mariara, en el estado Carabobo, luego de regresar de dejar una mercancía en Puerto la Cruz (Anzoátegui).

Vale destacar que durante los estudios antropológicos de los once cadáveres, los expertos encontraron un maxilar y una mano extras, sin embargo, hasta el momento las autoridades no han informado si se trata de la víctima número 12.

Con información de Daysi Galaviz y Pola del Giudice

LEE TAMBIÉN

DESMEMBRADOS Y CALCINADOS HALLAN 11 CADÁVERES EN EL RELLENO SANITARIO LA BONANZA

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a