Caraqueños visitan el centro por una foto en la calle de «los paraguas»

619

Caracas. Una lluvia de paraguas de tonos verdes, rojos, morados, azules y rosas fueron colgados por la alcaldía de Caracas en una de las calles que llevan de la avenida Universidad a la Plaza El Venezolano hace una semana; la atracción ha atraído a pequeños, jóvenes y adultos, quienes solo desean la foto o el selfie «en la calle de los paraguas«.

Esta decoración no es nueva en Venezuela. En Los Teques, estado Miranda, también se llevó a cabo en 2018 con la finalidad de recuperar espacios. El cielo de colores es una emulación a los cientos de paraguas que cuelgan sobre la cuadra 100 de la avenida Giralda, en la ciudad del estado de Florida Coral Gable; cuya muestra ha atraído la visita de miles de personas y que forma parte del proyecto Umbrella Sky Project.

El proyecto también ha adornado el cielo de otras calles, incluyendo las de ciudades como París y Lisboa. Al respecto, la caraqueña, Margaret Merentes, de 29 años, comentó que vio «los paraguas en el instagram de una amiga». «Me pareció bellísimo, pero quería verlo con mis propios ojos porque estoy en el octavo mes de embarazo. Creo que esta va a ser la locación para mis fotos maternales. Ahora debo convencer a mi esposo», dijo

María Alejandra González, otra de las visitantes, detalla que se trasladó desde El Hatillo junto a su hija, hermana y mamá para sentirse en Florida. «Esta Semana Santa no fuimos a ningún lado y nos quedamos en Caracas, por eso hoy vinimos en carro para tomarnos nuestra foto», expresó. El grupo de mujeres indicó que sentían seguras de sacar su teléfono celular, pues un grupo de más de ocho funcionarios de la Guardia Nacional resguarda la entrada de la vía recuperada.

Además de los paraguas, otra de las atracciones del sitio es un fotógrafo profesional. José Jiménez tiene dos asistentes, y varios paraguas adicionales; dice que desde que se inauguró la calle decidió sacar su cámara ir al sitio y «tomarle fotos a la gente que se siente feliz por el espacio recuperado que no te cobra dinero por sonreír». Jiménez asegura no cobrar por foto y las envía a través de la red social Whatsapp, pero «si alguien me desea dar una colaboración la acepto».

Una paralela a la calle de los paraguas también fue recuperada, pero en vez de un cielo de colores es un cielo de luces, pues fueron instaladas varias extensiones que iluminan en tono fluorescente cuando oscurece. De día no es tan concurrida, pero también tiene seguridad.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.