Caraqueños esperaron hasta 10 horas para vacunarse en el Hotel Alba Caracas

En el segundo día de la nueva etapa de vacunación masiva contra el COVID-19, realizada este domingo en el Hotel Alba Caracas, reinó la desinformación y largas horas de espera y muchos tuvieron que irse a casa sin ser vacunados

230
Las personas que asistan a la jornada de vacunación en el Hotel Alba Caracas, ingresan por la entrada del estacionamiento en la avenida México de Bellas Artes | Foto: Jhon Pedraza Rodríguez

Caracas.- Entre 5 y 10 horas tuvieron que esperar quienes asistieron este domingo 30 de mayo a la jornada de vacunación masiva contra el COVID-19, que se realiza en uno de los salones del Hotel Alba Caracas, ubicado en Bellas Artes.

LEE TAMBIÉN

¿Qué historias positivas descubrió el youtuber Alex Tienda en Petare?

Fueron muchos los caraqueños que conformaron una larga fila que comenzaba en la entrada del estacionamiento del referido hotel, en la avenida México, y terminaba varias cuadras abajo al nivel de la avenida Bolívar.

Desde las 6:00 am, personas de todas las edades esperaban por recibir la primera dosis inmunizante del coronavirus que, según lo informado por el ministro Carlos Alvarado, sería la rusa Sputnik V para los mayores de 60 años y la vacuna china, Sinopharm, para los menores de 59 años. Sin embargo, la contradicción en las informaciones escasamente ofrecidas a los asistentes fueron el común denominador de la jornada.

Uno de los aspectos en los que las autoridades a cargo de la vacunación no unificaban criterio fue el relacionado a si las personas que recibirían la vacuna eran solo aquellas que previamente hubiesen recibido la notificación del sistema Patria o estaba abierta para todos los ciudadanos por igual, aun cuando no estuviesen registrados en dicho sistema.

Quienes son vacunados en el Hotel «sanitario» Alba Caracas, reciben una tarjeta con la fecha en la que recibirán la segunda dosis | Foto: Jhon Pedraza Rodríguez

«Es una desorganización terrible, nadie informa de verdad, un representante de Somos Venezuela dice una cosa, el del Ministerio de Salud dice otra, el de Barrio Adentro sale con otra información. Yo no he recibido el mensaje del Carnet de la Patria, pero vine porque me dijeron que igual me puedo vacunar», expresó Norma Curlenguer, de 73 años, habitante de Pedro Camejo.

Entretanto, Johny Méndez, de 70 años, residente de Sabana Grande, debió esperar cinco horas para ingresar al denominado «hotel sanitario», a pesar de haber sido seleccionado por el sistema Patria. «Lo realmente desagradable es hacer una cola por tanto tiempo; esto debería ser más rápido porque tanta aglomeración aquí puede complicar más las cosas en lugar de solucionarlas», indicó.

Elizabeth Fernández y Hernán Hernández pudieron ser vacunados aproximadamente a las 5:00 pm, luego de haber llegado a las 6:00 am. Le dijeron a El Pitazo que no estaban registrados en el sistema Patria y que eran muy pocas las personas adentro que habían sido notificadas mediante ese mecanismo. Les fue asignada la fecha de su segunda dosis para el 20 de junio.

A las 3:00 pm, los funcionarios de la Guardia Nacional informaron que ya no habría más vacunas, lo que desató la rabia de varios presentes y originó una breve trifulca entre los militares y quienes entraron a la fuerza alegando que tenían más de ocho horas de espera, al tiempo que denunciaban el ingreso de individuos que no habían hecho la cola.

Esto trajo como consecuencia que un numeroso grupo de personas tuviera que irse a casa sin ser vacunadas. Asimismo, los ciudadanos pidieron a las autoridades colocar baños portátiles a las afueras del Hotel Alba Caracas.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.