Caraqueños de sectores populares resuelven Niño Jesús con juguetes usados y los Clap

Para esta Navidad 2019, a muchos habitantes de barrios y parroquias populares de Caracas, se le hizo cuesta arriba comprarle los presentes a sus hijos, en un recorrido realizado por El Pitazo en la Calle se pudo observar como muchos resolvieron comprando a los buhoneros juguetes usados, otros le esperan dar los que le regala el Clap

85
Para resolver el Niño Jesús de este año,la opción que usaron muchos vecinos este 23 y 24 diciembre fue comprarle juguetes nuevos o usados a los buhoneros ubicados en los distintos sectores populares de Caracas. Foto: Griselda Acosta

Caracas.- Carlos Terán vive en la comunidad de la Gran Parada, ubicada en la parroquia Caricuao. Al igual que su esposa América Franco, les tocó comprar a última hora juguetes usados a los buhoneros ubicados en la Redoma de Ruíz Pineda, para rendir el dinero que le quedaba para la ceña navideña.

«Comprar un juguete nuevo implica tener más de 900.000 bolívares, a mis dos hijas pequeñas le compre unos casi nuevos con los buhoneros, sé que les va gustar porque todavía no saben quien se los da, le mantenemos esa ilusión para que se esfuercen en la escuela, para que se porten bien», explicó Carlos Terán a El Pitazo en la Calle.

El habitante de la Gran Parada junto a su esposa, convinieron comprarle una guitarrita eléctrica de pilas y una tabla de dibujar, a sus dos hijas de 2 y 4 años. La madre de las niñas dijo que les falta todavía comprarle unos zapatos y la comida del 24, por lo que están comprando sólo lo necesario.

«Actualmente a mi esposa le toca ver a las niñas, por lo que se le hace complicado trabajar; por eso tenemos que saber rendir el dinero siempre; como ve los juguetes se ven casi nuevos; estoy seguro que les va gustar a mis muchachitas», recalcó Carlos Terán.

el niño jesús venezolano se quedó sin juguetes nuevos

Annerys Méndez gastó Bs. 250.000 en una muñeca que le compró a un buhonero ubicado en la Redoma La India, de la parroquia La Vega. «Con mucho sacrificio le compré este juguete a mi hija de dos años, todavía me queda lo de la comida con tres hijas no la tenemos fácil mi esposo y yo», dijo Méndez

Méndez comentó que en el sector la J de La Vega, algunas de sus vecinas resolvieron el regalo de Niño Jesús con los juguetes que dieron las mujeres del Comité local de abastecimiento y producción (Clap). » Creo que los juguetes se lo entregan a los niños pequeños de madres que simpaticen con este Gobierno, a mi hija no le tocó, me explicaron que se lo dieron a los que estaban en una lista de un censo que ellas habían hecho», opinó.

Nuevos y caros

Comprar juguetes en los tarantines de los buhoneros ubicados en La Vega, Antímano, Macarao y Caricuao, fue otra opción que usaron los padres que les tocó comprar a última hora el regalo navideño a sus hijos. Los precios oscilaban de Bs. 250.000 a un millón.

«Tanto mi mujer como yo no teníamos dinero, ayer me salió el pago de un trabajo de mantenimiento que hice en una casa de abuelos ubicada en Los Teques; le compré unos juguetes de construcción a los varones y a la niña una muñeca que se viste con unas plantillas, gasté como Bs. 400.000. En esta Navidad todo está muy caro «, relató Ángel Pernía, habitante de Las Adjuntas de la parroquia Macarao.

Ramiro Fernández, habitante de la parroquia Antímano, dijo que le pudo comprar a unos buhoneros ubicados cerca de la Iglesia Nuestra Señora del Rosario, un carrito de plástico y una muñeca, a los dos hijos que le quedan pequeños. Señaló que su esposa le ha tocado rendir el dinero que tiene para la comida de este 24 de diciembre.

«Por suerte, los niños cuando están pequeños se alegran con cualquier presente y más si son juguetes; este año se nos ha hecho muy difícil comprarle la ropa y los zapatos por suerte, mi mujer sabe coser y le hizo a la niña un vestido y el varoncito tiene un pantalón más o menos nuevo que se va poner con una camisita que le compramos», explicó Fernández.

«El Niño Jesús está enfermo»

Carmen Josefina Pulgar, quien vive en el barrio San Pablito de la parroquia Caricuao, explicó que lamentablemente sus hijos sólo van a contar con los juguetes del Clap. «Si salimos en la lista de los vecinos que le toca estos juguetes, mis hijos lo podrán disfrutar, de resto me toca mentirle y decirle que este año se enfermó el Niño Jesús, porque la verdad es que estoy sola con tres hijos y el dinero que tengo es para la comida», contó.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación 4.7 / 5. Votos: 3

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

DÉJANOS TU COMENTARIO