Banda de indigentes azota a feligresía de Los Teques

Transeúntes y comerciantes locales afirman que el lugar se ha vuelto peligroso y reclaman apoyo de las autoridades

215
| Foto Pola Del Giudice

Los Teques.- Robos a mano armada y arrebatones son la constante que deben sufrir quienes acuden a misa en la parroquia Nuestra Señora del Carmen en Los Teques, capital del estado Miranda.

Se trata de una banda de delincuentes en situación de calle que azota a la feligresía y acecha en la plaza Miranda, contigua al templo católico local.


LEE TAMBIÉN: 
DELINCUENTES ASESINAN A PAREJA DE MILITARES EN LAS TEJERÍAS

Mirta Pacheco acude a diario a las instalaciones del templo y “desde hace unos meses” prefiere ir a la misa en el horario de la mañana, pues en la tarde ha visto cómo sujetos entran a robar en plena misa. “Sacan un cuchillo y los despojan de sus pertenencias”, relató.

Desde la parroquia han enviado comunicaciones a los cuerpos de seguridad para que realicen patrullaje constante y coloquen un punto policial cercano a la iglesia. Ni la Policía del estado Miranda (Polimiranda) ni la Policía municipal de Guaicaipuro (Poliguaicaipuro) han respondido a las peticiones de la iglesia católica.

El grupo de delincuentes visualiza a los transeúntes para luego robarle sus pertenencias. “Los empujan y cuando la persona intenta mantenerse en pie y estabilizarse, la roban”, comenta una vendedora informal que hace vida en la calle Vargas.

Indigencia y vandalismo

“Se supone que esta debería ser la plaza más bonita de Los Teques como capital del estado Miranda. Queremos hacer un llamado a las autoridades municipales para que se aboquen a devolverle el esplendor a este lugar”, explicó Jaira Galves, comerciante de la zona.

Transeúntes y comerciantes locales afirman que el lugar “se ha vuelto increíblemente peligroso por muchas razones”.

Ana Sarmiento, vecina de Puente Castro, denunció que mientras va cayendo la noche personas que deambulan por la zona se reúnen a ingerir bebidas alcohólicas y, supuestamente, a consumir todo tipo de drogas, sin que las autoridades locales intervengan ante esta situación.

“Sabemos que la policía está consciente de esta situación, pues ya la hemos denunciado; lo que no sabemos es por qué no hacen nada al respecto. Aquí vienen a consumir drogas y lo sabemos porque dejan hasta inyectadoras en los jardines y las autoridades no hacen nada”, replicó.

En cuanto a las denuncias sobre robos y otros actos de vandalismo agregó que una cosa atrae a la otra y dijo “se ha vuelto un peligro sentarse aquí a pasar un rato después de las 6:00 pm, roban teléfonos a millón”.

DÉJANOS TU COMENTARIO