Aumento de pasaje para rutas mirandinas se mantiene en discusión

Transportistas aseguraron que el costo del pasaje varía de acuerdo al precio del dólar, moneda con la que adquieren repuestos, cauchos y otros implementos de las unidades. Hugo Ocando, coordinador Nacional de Transporte Unido Por Venezuela, exhortó al gobierno nacional a crear políticas de subsidio

178
Foto: Luis Valdez

Rosibel Cristina González | El Pitazo

El incremento del pasaje en los terminales de Caracas desde donde salen rutas a las ciudades dormitorios, a Los Altos Mirandinos y a localidades del estado Miranda, es un tema que los presidentes de líneas aún mantienen en discusión.

Los conductores manifestaron que no están a la espera de la publicación en Gaceta Oficial; por el contrario, el aumento del pasaje, arbitrario o no, “debe superar los 1.000 bolívares soberanos, porque el costo de mantenimiento de las unidades de trasporte pasa de los 1.000 dólares mensuales”, expresó Carlos Martínez, conductor del terminal de Nuevo Circo.

“El motor nuevo de mi camioneta me costó 1.000 dólares, y un caucho costó 400 dólares. El cambio de aceite, que debe hacerse cada 15 días, procuramos extenderlo hasta fin de mes debido a los altos precios que registra el mercado, sobre todo en una moneda extranjera. Hay que dolarizar el país; el Gobierno no quiere ver que aquí en Venezuela hasta una tuerca puede costar 5 dólares”, explicó Martínez.

Hasta esta semana y en este terminal, el pasaje en rutas hacia Miranda se ha mantenido en 800 bolívares, pero los conductores estiman que a partir de la próxima semana se incrementará a 1.500 o incluso 2.000 bolívares soberanos. “Esto depende del precio del dólar, que varía a diario, porque uno compra un caucho hoy en 400 dólares y el sábado te puede costar 600 dólares”, dijo Jonathan Fuentes, conductor avance en Nuevo Circo.

La situación es similar en el terminal del municipio Sucre, que tiene rutas que trasladan a los pasajeros a ciudades dormitorios del eje mirandino.


LEE TAMBIÉN: 

GOBIERNO DEBE MÁS DE MIL MILLONES DE BOLÍVARES A EMPRESAS DE TRANSPORTE PRIVADO DE LA USB

Los días con mayor afluencia de pasajeros —según indicaron los choferes— son los lunes y viernes. Señalaron que hay personas que se quedan en casa de familiares en Caracas para evitar el gasto en pasaje diario, mientras que otros ajustaron su presupuesto, que suele variar “ya que los conductores cambian la tarifa del pasaje después de las 5:00 pm. De 800 bolívares soberanos, puedes llegar a pagar hasta 1.500 si se presenta alguna contingencia en la ciudad. La situación político-social es la que influye y motiva a los choferes a jugar con la tarifa de pasaje diario, y el usuario es quien paga las consecuencias”, sostuvo Pedro Marrero, quien vive en Santa Teresa, pero trabaja en una tienda en la capital.

En la parada de autobuses, en las afueras de la estación del metro Miranda, algunos usuarios refirieron que el pasaje diario también varía. “Hace cinco días pagaba 600 de Guarenas-Guatire a Caracas. Sin embargo, el lunes, antes de culminar el mes de abril, los choferes incrementaron a 800 bolívares y avisaron que en una semana el pasaje subirá a 2.000 bolívares soberanos”, explicó Marcos Aguirre, otro usuario.

El gremio

El coordinador nacional de Transporte Unido por Venezuela, Hugo Ocando, afirmó la tesis que manifestaron los transportistas consultados por el equipo reporteril de El Pitazo. A juicio del gremialista, “los componentes e insumos básicos de mayor rotación y cambio, que son cauchos, aceite, baterías, pastillas de frenos, lubricantes y filtros, están actualmente dolarizados. No hay que olvidar, adicionalmente, que los transportistas también comen y viven la realidad inflacionaria, de escasez y desabastecimiento existente en Venezuela”.

Sin embargo, Ocando propuso medidas que no afecten al usuario de rutas largas. De acuerdo con su visión, el pasaje debe subsidiarse con políticas del Estado que con el tiempo desaparecieron, como el beneficio de pasaje estudiantil. Indicó además que el Estado también prometió subsidios a los transportistas para cubrir los gastos de aceite, cauchos y baterías a costos razonables, luego de la eliminación del subsidio de compras con dólar Cadivi.

El gremialista propuso también “implementar transitoriamente programas de bonos de transporte directo a los sectores más vulnerables (pensionados, estudiantes, a los sectores populares que devenguen menos de tres salarios mínimos, a empleados y trabajadores) para que ellos puedan pagar las tarifas acordadas y se garantice un mínimo de rentabilidad que haga posible reactivar la inversión y tramitar créditos para el sector transporte”, apuntó.

DÉJANOS TU COMENTARIO